Sábado 25.05.2019

Ni un paso atrás en la lucha por la igualdad

La realidad es que la lucha aún no ha terminado, que queda un largo camino por andar hasta conseguir el equilibrio de las responsabilidades y en la toma de decisiones, sin distinción de sexo, que permita una igualdad real y perceptible.

Hoy 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se cumple un año desde la histórica huelga feminista que sirvió para unir en toda España la voz de miles de mujeres y hombres de diferentes ideologías, recordando que sobraban motivos para seguir luchando hasta alcanzar la igualdad efectiva entre géneros en los ámbitos público y privado.

En esta ocasión, se repetirá de nuevo la imagen de una sociedad que protesta de manera casi unánime y de forma simbólica contra sí misma: contra un pasado indeseable de desigualdad y asimetría, en defensa de la necesidad de que hombres y mujeres disfruten de los mismos derechos y oportunidades.

La conmemoración del 8 de marzo nos ha de permitir, además, felicitarnos de que en algo más de 100 años, se hayan reconocido a las mujeres derechos y el acceso a oportunidades

Reconociendo el éxito incontestable del movimiento feminista que ha logrado situar sus reivindicaciones sobre la igualdad entre hombres y mujeres en el centro de la agenda política, la realidad es que la lucha aún no ha terminado, que queda un largo camino por andar hasta conseguir el equilibrio de las responsabilidades y en la toma de decisiones, sin distinción de sexo, que permita una igualdad real y perceptible.

Pero también, y valorando en su justa medida que quedan por alcanzar importantes retos para que las mujeres dejemos de ser consideradas ciudadanas de segunda clase, la conmemoración del 8 de marzo nos ha de permitir, además, felicitarnos de que en algo más de 100 años, se hayan reconocido a las mujeres derechos y el acceso a oportunidades que se las habían negado a lo largo de toda la historia. A la consecución de esos logros, han contribuido decisivamente las políticas puestas en marcha en los últimos años por el Gobierno en España del Partido Popular, políticas que han hecho posible que más de ocho millones de mujeres coticen a día de hoy a la seguridad social; que han permitido lograr una cifra record de contratos indefinidos y que cada vez haya más mujeres en las instituciones públicas y en los consejos de administración de las empresas; que se haya conseguido reducir la brecha salarial casi cinco puntos, regulado el teletrabajo o que las pensiones de las mujeres trabajadoras con hijos e hijas se incrementaran en un quince por ciento.

Son estos algunos de los motivos por los que este 8 de marzo es un día tan señalado. Hemos de sentirnos esperanzados de que se haya avanzado hacia la igualdad real con políticas efectivas y no efectistas que dejan patente que es el Partido Popular el que practica la verdadera igualdad de oportunidades, no con las palabras sino con los hechos.

En el momento histórico que vivimos,  nuestro compromiso  es seguir trabajando con determinación,  sin establecer niveles de primera o de segunda en el camino hacia la igualdad;  defender los derechos ya conquistados por las mujeres; honrar a las mujeres y los hombres que han luchado por alcanzar la igualdad social y proclamar  que las mujeres no podemos afrontar solas esta lucha. Necesitamos una sociedad comprometida , sin ambigüedades, en el propósito común  de alcanzar la  igualdad plena de derechos y oportunidades.

Aún resta mucho trabajo por hacer si queremos seguir en la senda de la  igualdad real y solo lo podremos conseguir desde el respeto a la puesta en práctica de diferentes formas de ver, sentir y practicar el feminismo;  desde  la cohesión en la búsqueda de un objetivo que debe ser común, porque esta lucha que se libra no es patrimonio de nadie, es un asunto que atañe a toda la sociedad y a la dignidad de quienes la conformamos.

Ni un paso atrás en la lucha por la igualdad
Comentarios