Lunes 20.08.2018

El olvido, la mayor condena

Pocas cosas pueden ser más dolorosas que una hija no sea reconocida por su propia madre, o que tú no sepas ya quiénes son tus seres queridos, sólo el hecho de pensarlo nos estremece, nos da miedo.

El juez durmiente

Si no fuese porque agosto es mes de vacaciones judiciales, se diría que el expediente del magistrado De Diego duerme el sueño de los justos. Las Redes Sociales arden con el combustible de las cabezadas del magistrado.