Jueves, 23 de Marzo de 2017
El Tiempo

BANCA

Apenas un 5% de los 129.000 afectados por los ‘Valores Santander’ ha demandado ya al banco

El abogado Juan José Ortega dice que el Banco Santander “sólo quiere llegar a acuerdos con los clientes cuyas demandas llegan hasta el Tribunal Supremo”, a los que estaría ofreciendo prácticamente “cheques en blanco” para “evitar una sentencia como la de las cláusulas suelo”.

Destaca que la devolución de lo obtenido por el producto financiero le costaría a la entidad justo “el doble” de lo que les costará a todos los bancos la devolución de lo obtenido por las cláusulas suelo.

Sucursal del Banco Santander
Sucursal del Banco Santander

“Apenas un 5%” de los 129.000 afectados por el producto financiero ‘Valores Santander’ ya ha demandado judicialmente al Banco Santander, según ha asegurado a este diario uno de los abogados de referencia de los demandantes, Juan José Ortega (del despacho Ortega & García Asociados), que ha recordado que el plazo para reclamar la devolución de lo invertido en ‘Valores Santander’ seguirá abierto “al menos hasta 2020”. El abogado ha declarado asimismo que la entidad “sólo quiere llegar a acuerdos con los clientes cuyas demandas llegan al Tribunal Supremo”, a los que estaría ofreciendo prácticamente “cheques en blanco” para “evitar una sentencia como la de las cláusulas suelo”.

Ortega ha revelado que la Sección 2ª de la Audiencia de Cantabria y la Sección 9ª de la Audiencia de Madrid acaban de condenar al Banco Santander a devolver 250.000 y 65.000 euros a dos clientes que contrataron ‘Valores Santander’, revocando respectivamente dos sentencias de los Juzgados de Primera Instancia número 10 de Santander y número 54 de Madrid. Las sentencias de ambas Audiencias provinciales se suman a las que ya han establecido que los ‘Valores Santander’ son un producto financiero “complejo y de riesgo” cuyos trípticos informativos contenían una información “sesgada e interesada” en la que “no se advertía de sus riesgos”, ha destacado el abogado. Además, ambas sentencias “no dan credibilidad alguna a las declaraciones de los empleados de la entidad, por ser manifestaciones interesadas que provienen de las personas que cometieron las irregularidades que se denuncian en la demanda”.

La sentencia de Cantabria afecta a un cliente tetrapléjico con el que el banco “tampoco se ha avenido a negociar”

Según el abogado, las citadas sentencias son “muy importantes”, la de la Audiencia de Cantabria porque su Sección 2ª “ratifica su cambio de criterio, que ya modificó hace unos meses” y la de la Audiencia de Madrid porque su Sección 9ª “cambia su criterio”, por lo que “cualquier afectado de Madrid con un juicio pendiente de resolución podrá aportar dicha sentencia para que el juzgado de instancia se adhiera al mismo”. Además, “es en Madrid donde más afectados hay, por lo que la sentencia de la Audiencia de Madrid crea un precedente importantísimo para los afectados”, ha añadido

La sentencia de la Audiencia de Cantabria afecta a un cliente tetrapléjico que según Ortega “no pudo ni firmar personalmente el contrato” y con el que el Banco Santander “tampoco se ha avenido a negociar en ningún momento”, como no se está aviniendo a negociar “con ningún cliente antes de que sus demandas lleguen hasta el Tribunal Supremo”. “Pero el primer cliente que se plante y diga ‘que no me paguen y que dicte el Tribunal Supremo’ puede dar lugar a una sentencia como la de las cláusulas suelo”, ha remachado.

La emisión de los ‘Valores Santander’ fue realizada a 129.000 clientes en nueve días hábiles de septiembre de 2007 y reportó al banco unos ingresos de 7.000 millones de euros. Por ello, Ortega ha destacado que la devolución de lo obtenido por el producto financiero le costaría a la entidad justo “el doble” de los 3.500 millones de euros que les costará a todos los bancos la devolución de lo obtenido por las cláusulas suelo. “Los beneficios del Banco Santander de este año ascienden a más de 6.000 millones de euros, así que bien podría pagarlo, pero es una cantidad importante”, ha puntualizado.

Comentarios