Domingo, 22 de Octubre de 2017
El Tiempo

BIODIVERSIDAD

La avispa asiática ya está presente en todas las comarcas de Cantabria y en casi todos sus municipios

La federación de asociaciones de apicultores estima que esta primavera ha retirado en torno a 4.500 reinas fundadoras, pero reconoce que pese a todos los esfuerzos, "de momento no hay posibilidad de controlar" la expansión de la especie invasora, cuyos ataques a las colmenas empiezan a ser considerables en las comarcas costeras de la comunidad.

Nido de avispa asiática
Nido de avispa asiática

La Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria (FAAC) ha reconocido que pese a todos los esfuerzos, "de momento no hay posibilidad de controlar" la expansión de la especie invasora vespa velutina o ‘avispa asiática’, que según ha afirmado la federación, cada vez es más numerosa y cada año coloniza nuevos territorios. En este sentido, ha advertido de que ya está presente en todas las comarcas de Cantabria y en casi todos sus municipios, y según sus cálculos, avanza unos 50 kilómetros al año.

Agosto y septiembre son "los meses más críticos"

La FAAC estima que esta primavera ha retirado en torno a 4.500 reinas fundadoras de avispa asiática. La federación calcula que ha capturado, entre las trampas y los nidos primarios retirados, esas 4.500 reinas, lo que significa que ha evitado otros tantos nuevos nidos. Además, también está retirando un buen número de nidos secundarios. Pero pese a este "gran trabajo", la federación ha alertado de que los ataques a las colmenas empiezan a ser considerables en las comarcas costeras de la comunidad. De hecho, agosto y septiembre son "los meses más críticos". Para tratar de minimizar los daños de estos ataques y mientras se encuentran mejores métodos, los apicultores se preparan para defender sus colmenas mediante soluciones prácticas como el trampeo y la retirada de nidos para reducir la presión, el traslado de colmenas a zonas menos afectadas, juntar muchas en un colmenar, arpas eléctricas o poner mallas.

La propuesta de la FAAC es que, además de continuar con estas medidas a través del sector apícola, como promueve la Consejería de Medio Rural, se extiendan a otros ámbitos a través de otros departamentos. En este sentido, los apicultores reivindican la "implicación institucional y social" para que se coloquen trampas en los jardines de los ayuntamientos, en plantaciones de frutales o en las huertas de las casas y en especial en aquellos espacios en los que haya árboles de origen asiático, como las camelias.

Como las trampas funcionan en primavera y otoño, reclaman una planificación estacional que se centre en la colocación de cebos para capturar las reinas fundadoras en esas dos estaciones y en la retirada de nidos en verano.

Comentarios