Jueves, 14 de Diciembre de 2017
El Tiempo

TRÁFICO

Colocan cámaras para controlar el tráfico en Bezana, Mompía y Puente San Miguel

Estos dispositivos realizarán una fotografía del vehículo que infrinja las normas de circulación.

Estos dispositivos realizarán una fotografía del vehículo que infrinja las normas de circulación
Estos dispositivos realizarán una fotografía del vehículo que infrinja las normas de circulación

El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana ha aprobado este viernes por unanimidad una moción de Alcaldía para la colocación de cámaras de vigilancia del tráfico en los entornos urbanos de los pueblos de Bezana y Mompía.

En la sesión extraordinaria celebrada este viernes, el alcalde, Pablo Zuloaga, ha explicado que la medida, que ya fue anunciada ya en los últimos concejos vecinales, se lleva al pleno para iniciar el expediente administrativo que finalmente permita la colocación de las cámaras en la vía pública.

En opinión de Zuloaga, "mejoraremos de esta manera el tránsito peatonal y rodado actuando contra las actitudes poco cívicas de algunos conductores que incumplen las normas de circulación vigentes".

La propuesta aprobada este viernes ha sido consensuada con la Policía Local de Santa Cruz de Bezana y expuesta a la Delegación del Gobierno en Cantabria, contando también para la puesta en marcha de esta medida con su opinión favorable.

Las imágenes de las cámaras serán custodiadas por la misma Policía Local y servirán únicamente para reconducir las actitudes poco cívicas de aquellos conductores que vulneren las normas de tráfico, según informa el Consistorio.

CÁMARA EN LA SOLOBA

Por su parte, tal y como informa la Cadena Ser, también se ha instalado un nuevo dispositivo previo al semáforo que regula la CA-133, dirección Puente San Miguel, en la intersección que se encuentra en el Barrio de La Soloba.

Se trata de un cruce "muy peligroso", según ha explicado a la Cadena Ser el alcalde de Reocín, Pablo Diestro, en el que ya se han producido numerosos accidentes.

La sanción económica por saltarse el semáforo será de 200 euros y la pérdida de 4 puntos del permiso de circulación.

La función de la cámara será la de certificar qué vehículos no se detienen ante el semáforo en rojo. En el caso de que esto suceda, el dispositivo fotografiará el vehículo.

Diestro ha asegurado que lo que pretende el Ayuntamiento no es “recaudar” a través de este dispositivo sino “garantizar” la seguridad en esta intersección y rebajar el número de accidentes que se producen en este punto.