Miércoles, 16 de Agosto de 2017
El Tiempo

LABORAL

Los estibadores no irán a la huelga la próxima semana ante la oferta de diálogo de Fomento

Los sindicatos no desconvocan oficialmente los paros, pero no los secundarán.

Los sindicatos de estibadores no secundarán la huelga convocada en los puertos para la próxima semana, los próximos días 20, 22 y 24 de febrero, ante la propuesta del Ministerio de Fomento de retrasar la aprobación de la reforma de la estiba para dar oportunidad de nuevo a la negociación. "Los sindicatos no ejercerán su derecho de huelga", indicaron en un comunicado Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, el principal sindicato del sector, junto con CCOO, UGT y CGT, que no obstante no desconvocaron oficialmente los paros. "Falta por confirmar, para dar por desconvocada la huelga, la disposición de las empresas a la negociación", matizan los sindicatos. Por el momento, la patronal del sector Anesco respondió al Ministerio con un comunicado en el que aseguró "disposición al diálogo" y a colaborar para abordar el cambio del sector. En el caso de los sindicatos, aseguran que con la convocatoria "perseguían llamar la atención sobre lo intolerable de una imposición en una modificación legislativa de este calado". "Si se abre la puerta al diálogo y al consenso, queda sin sentido esta medida", aseguran.

Los estibadores respondieron de esta forma a la propuesta que Fomento lanzó unas horas antes, en la que ofrecía retrasar una semana, hasta el próximo viernes 24 de febrero, la aprobación de la reforma de la estiba en Consejo de Ministros si patronal y sindicatos del sector se sentaban a negociar y se desconvocaban las huelgas. La iniciativa de Fomento y la apertura de una nueva oportunidad al diálogo tienen lugar justo un día después de que el martes ambas partes dieran por rota la negociación en una reunión tras la que los estibadores ratificaron los paros e incluso avisaron de nuevas convocatorias en el caso de que el Ejecutivo aprobara finalmente la reforma el viernes sin consenso.

No obstante, en su propuesta de retomar el diálogo, Fomento no contempla volver a formar parte del mismo, sino que emplaza a que a partir de ahora se circunscriba en el marco de la negociación colectiva entre patronal y sindicatos de la estiba. El departamento de Íñigo de la Serna asegura que las reivindicaciones de los trabajadores, que no pueden recogerse por ley, pueden tener cabida en el marco de dicha negociación colectiva. La principal reivindicación de los estibadores es que se garantice su empleo y sus condiciones laborales mediante la articulación de un registro de trabajadores. Fomento asegura no poder incluir esta petición en la ley de la reforma, porque no lo permite Bruselas, que es quien tiene que avalarla para que España evite una sanción comunitaria. A pesar de no participar en la nueva ronda de negociación que se abre ahora, Fomento ha ofertado la disposición del Gobierno, a través del Ministerio de Empleo, a mediar en las negociaciones.