Domingo, 17 de Diciembre de 2017
El Tiempo

POLÍTICA

La guerra en el PP de Cantabria llega a Génova, 13

Una representación de medio centenar de cargos y afiliados del PP de Cantabria afines a Diego acude a la sede central del partido en Madrid para entregar un escrito, dirigido a Rajoy, Cospedal, Maíllo y Mañueco, en el que reclama la “suspensión cautelar de la actual Dirección del PP de Cantabria” y la “apertura inmediata de una investigación sobre las irregularidades del XII Congreso Regional” celebrado el 25 de marzo en Santander.

Solanas dice que los afines a Diego luchan por la “unidad” del PP de Cantabria pero alerta de que existe “riesgo de escisión” y advierte de que están “dispuestos a llegar hasta donde haya que llegar y a recurrir a otras vías, incluida la judicial” para aclarar las “múltiples irregularidades cometidas antes y durante la celebración” del congreso.

Génova, 13 no abordará el escrito hasta después de Semana Santa y la nueva Dirección del PP de Cantabria advierte a los afines a Diego de que deberán “responder de sus decisiones”.

Imagen del medio centenar de cargos y afiliados del PP de Cantabria afines a Diego que han acudido a Génova, 13 a presentar el escrito
Imagen del medio centenar de cargos y afiliados del PP de Cantabria afines a Diego que han acudido a Génova, 13 a presentar el escrito

La guerra en el Partido Popular de Cantabria entre los afines al expresidente Ignacio Diego y los afines a la nueva presidenta del partido, María José Sáenz de Buruaga, ha llegado este martes hasta la sede central del PP en el número 13 de la madrileña calle Génova.

Los afines a Diego reclaman el nombramiento de una Gestora hasta que finalice la investigación

Una representación de medio centenar de cargos y afiliados del Partido Popular de Cantabria afines a Diego, encabezada por Joaquín Solanas –director general de Cultura del Gobierno autonómico que el propio Diego presidió entre los años 2011 y 2015–, ha acudido este martes a Génova, 13 para entregar en la sede central del partido un escrito –dirigido al presidente del PP, Mariano Rajoy; a la secretaria general, María Dolores de Cospedal; al coordinador general, Fernando Martínez Maíllo, y al presidente del Comité de Derechos y Garantías del partido, Alfonso Fernández Mañueco– en el que reclama la “suspensión cautelar de la actual Dirección del Partido Popular de Cantabria” y la “apertura inmediata de una investigación sobre las irregularidades del XII Congreso Regional” del PP de Cantabria celebrado el pasado 25 de marzo en Santander y en el que Buruaga fue elegida presidenta del partido con sólo cuatro votos de los compromisarios de ventaja sobre Diego –que había ganado las primarias precongresuales celebradas entre los afiliados–, así como el nombramiento de una Gestora que dirija el PP de Cantabria hasta que finalice la investigación.

La representación de los afines a Diego no ha sido recibida ni por Rajoy ni por Cospedal ni por Maíllo ni por Mañueco “ni por nadie” en representación de los máximos dirigentes del PP, pero ha entregado el escrito y Solanas ha asegurado a este diario que “si no se aclaran las irregularidades denunciadas”, están “dispuestos a llegar hasta donde haya que llegar y a recurrir a otras vías, incluida la judicial”. Asimismo, ha insistido en que los afines a Diego luchan por la “unidad” del PP de Cantabria –“dando cauce al malestar e indignación de nuestros afiliados, estamos evitando bajas masivas”, ha asegurado–, pero ha alertado de que en el partido existe “riesgo de escisión”.

El documento está firmado por la “mayoría de alcaldes y números uno del Partido Popular de los municipios de Cantabria” y por “alcaldes pedáneos, concejales y otros cargos” del PP de Cantabria, ha asegurado Solanas.

El escrito recoge en siete páginas las “múltiples irregularidades cometidas antes y durante la celebración” del XII Congreso Regional del PP de Cantabria, entre las que los afines a Diego han destacado los “pagos de cuotas de afiliación masivos”, la “falta de transparencia en los listados”, la “suplantación de identidad solicitando el voto” y la “parcialidad manifiesta en el aparato de la sede” del Partido Popular de Cantabria en la santanderina calle Joaquín Costa.

Hasta después de Semana Santa

Génova, 13 no abordará el escrito recibido este martes hasta después de Semana Santa, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Dirección central del PP, que han explicado que “hasta la semana que viene” el escrito estará “en distribución” dentro del partido, por lo que hasta entonces no será analizado.

Las mismas fuentes han recordado que los resultados de los congresos autonómicos del PP, entre ellos el de Cantabria, “se ratificaron” en el Comité Ejecutivo central celebrado el pasado 3 de abril, por lo que “en principio todo se da por bueno”, aunque Génova, 13 se comprometió a “estudiar” el escrito si finalmente era presentado, como lo ha sido este martes.

Deberán “responder de sus decisiones”

Por su parte, la nueva Dirección del PP de Cantabria ha lamentado el “desprecio de los seguidores de Diego” a la “mano tendida de Buruaga”, ha advertido de que “quien no reconozca” a la Dirección emanada del XII Congreso Regional del partido “se situará al margen de los procedimientos democráticos internos y deberá responder de sus decisiones” y ha emplazado a Diego a “desautorizar estos movimientos de sus afines”.

Así lo ha manifestado la secretaria autonómica del PP de Cantabria, María José González Revuelta, en un comunicado de prensa después de que los afines a Diego presentaran el escrito en Génova, 13. “Aunque todo el mundo está legitimado para recurrir o solicitar lo que estime procedente, no lo está para afirmar que si no se atienden sus peticiones se niega a reconocer la Dirección del partido salida del XII Congreso, esa es una actitud muy grave en cualquier afiliado pero especialmente en el caso de los cargos públicos”, ha advertido la ‘número dos’ de Buruaga, que tiene la “impresión cada vez más clara” de que Diego “no ha aceptado verdaderamente el resultado” del congreso, porque “si lo hubiera aceptado, no se estaría produciendo este rechazo de sus partidarios al proceso de reconciliación” que asegura que les ha ofrecido la nueva Dirección del PP de Cantabria.

Comentarios