Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
El Tiempo

ESTADO DEL BIENESTAR

El Observatorio Estatal de la Dependencia prevé que unos 36.000 dependientes morirán en 2017 sin ser atendidos

Cantabria se "estabilizó" en 2016 y se mantiene "por encima de la media" estatal en la atención a las personas en situación de dependencia

José Manuel Ramírez
José Manuel Ramírez

El presidente del Observatorio Estatal de la Dependencia, José Manuel Ramírez, ha denunciado este martes que el Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy, está "dejando morir" el sistema de la Dependencia y ha previsto que en 2017 –teniendo en cuenta que el sistema está "colapsado", ha denunciado– mueran unas 36.000 personas dependientes "sin recibir" la prestación o servicio "al que tienen derecho". Además, ha concretado que el Estado ha recortado entre 2012 y 2015 un acumulado de unos 4.000 millones de euros –ha calificado este recorte de "inmisericorde" por el cual el Gobierno ha "abandonado a las personas más vulnerables"– y ha alertado de que el "quebranto económico" de esta falta de dinero está provocando que las comunidades autónomas estén "asfixiadas económicamente". Por comunidades autónomas, Ramírez ha concretado que las dos que más dinero público invierten en Dependencia son la Comunidad Valenciana (14,6%) y Canarias (11,1%), a pesar de que son las que "peor" tienen desarrollado el sistema. Por el contrario, Madrid, Cataluña y La Rioja "ni siquiera" invirtieron en 2016 el presupuesto aprobado en 2015 para Dependencia, según los datos ofrecidos por Ramírez Navarro.

El Estado sólo aportó un 17,4%, frente al 82,6% de inversión por parte de las comunidades autónomas​

En una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, el también presidente de la Asociación de directores y gerentes de Servicios Sociales de España ha denunciado que la Administración General del Estado sólo aportó un 17,4% de dinero público al sistema de atención de dependientes en España, frente al 82,6% de inversión por parte de las comunidades autónomas. Así, Ramírez ha enfatizado que la Ley de Dependencia dice "expresamente claro" que la inversión debe ser compartida al 50%. En este sentido, ha lamentado que "lejos" de aproximarse, el Estado "ha reducido aún más" su porcentaje de financiación y ha reivindicado que "las leyes están para cumplirlas". "Esto es verdaderamente dramático", ha alertado Ramírez, que ha presentado los "datos oficiales" autonómicos sobre financiación de la Ley de Dependencia –de todas las comunidades autónomas a excepción del País Vasco–, con motivo del encuentro 'Diez años de la Ley de Dependencia: balance y retos de futuro'.

Preguntado por cómo ve el futuro del sistema, ha reconocido que lo ve "por una parte, con mucho sufrimiento", aunque por otro lado, "quiere confiar" en que si a pesar de que ha denunciado que el Gobierno central "no tiene alma, puede coger una calculadora" y ver los "retornos económicos" de la inversión en Dependencia. En este sentido, ha abogado por que "aunque no tengan la suficiente conciencia y sensibilidad", los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, vean que "todos" los organismos de la Unión Europea están indicando que "hay que invertir en políticas de atención y cuidados" a las personas dependientes porque "somos un país de viejos". Por ello, ha reclamado más inversión pública por parte del Estado central –el promedio de gasto estatal por persona es de 1.453 euros frente a los 6.896 de las comunidades autónomas, ha precisado– y ha recordado su propuesta de Pacto de Estado en esta materia para recuperar la inversión previa al año 2012. De esta manera, ha defendido que se atendería a las 315.000 personas dependientes "sin atención" que hay en la actualidad y se generarían "casi 100.00 puestos de trabajo".

Las personas que están en situación de dependencia tienen un "sufrimiento y dolor terribles"

Ramírez también ha advertido de que "si no aumenta el mínimo de financiación" por parte del Estado, en 2017 "no será capaz de gastarse" los 1.620 millones de euros presupuestos por el Estado, lo que ha relacionado con la atención "low cost" o "de bajo coste" que, a su juicio, dispensa el Estado a los "dependientes moderados". De hecho, ha denunciado que "no se pone el dinero suficiente" mientras que las personas que están en situación de dependencia tienen un "sufrimiento y dolor terribles", algo que, en su opinión, "debería avergonzarnos a todas las personas de bien que vemos que ese sufrimiento" no se palia porque la Ley "se está incumpliendo de forma sistemática". De la misma forma, Ramírez ha precisado que "cien personas" en situación de dependencia mueren cada día en España sin recibir ayuda ni servicios que, en su opinión, "les daría una vida más digna" y la "posibilidad de tener una mejor calidad de vida".

También ha defendido que la Asociación de directores y gerentes de Servicios Sociales presenta estos datos en una labor que, tal y como ha comentado, "debería haber hecho" el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El motivo, tal y como ha añadido, es que las comunidades autónomas han trasladado estos datos al Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) pero "no los hace públicos". En la rueda de prensa, además, ha criticado que "todavía" no hay propuestas "concretas" por parte de la Comisión de Presidentes, que, tal y como ha incidido, "tenía el mandato" de trabajar en la valoración de la Ley de Dependencia y en la "búsqueda de soluciones" para conseguir una "financiación estable" del sistema. Además, ha criticado que "ni siquiera" se ha constituido la subcomisión parlamentaria de la comisión de Políticas Sociales.

Cantabria se mantiene "por encima de la media"

Por su parte, Cantabria se "estabilizó" en 2016 y se mantiene "por encima de la media" estatal en la atención a las personas en situación de dependencia, aunque la comunidad autónoma "podría crecer" con "mayor crédito" por parte de la Administración General del Estado, según Ramírez, que ha concretado que Cantabria ha dejado de percibir unos 45 millones de euros del Estado para atender a las personas en situación de dependencia entre los años 2012 y 2015, es decir, una media de en torno a 9 millones de euros anuales. El presidente del Observatorio Estatal para la Dependencia ha precisado que al no recibir esa cantidad de dinero, Cantabria ha dejado de atender "a 1.200 personas" dependientes y de crear "200 puestos de trabajo". Esto se debe, tal y como ha denunciado, a que esta comunidad autónoma tiene "claroscuros" por haber "sufrido" los "recortes inmisericordes" del Gobierno central.

Además de concretar que el Ejecutivo cántabro atiene a fecha de 31 de julio del 2017 a un total de 14.961 beneficiarios, Ramírez ha precisado que en la comunidad autónoma hay unas 4.000 personas en situación de dependencia en lista de espera para ser atendidas, lo que significa que esta comunidad "no es muy eficiente". Sin embargo, ha achacado la "responsabilidad" al Gobierno central y no al bipartito PRC/PSOE. El motivo, tal y como ha asegurado, es la "falta de aportación" de inversión pública por parte del Estado –un 16%, frente al 84% autonómico, ha añadido– porque Cantabria es una de las comunidades autónomas que "más invierte" por habitante en esta materia –180 euros al año, ha precisado–.

Finalmente, ha opinado que Cantabria tiene "un muy buen desarrollo" en el sistema asistencial en residencias, con datos que están "muy por encima" de la media estatal, y ha precisado que por cada dos personas que se atiende en una residencia, "se genera un puesto de trabajo".

Comentarios