Domingo, 24 de Septiembre de 2017
El Tiempo

SANTANDER

“La peatonalización de la calle Cervantes no cuenta con consenso ni de vecinos ni de la oposición”

PRC, PSOE y el concejal no adscrito Antonio Mantecón critican lo que consideran un procedimiento “tramposo” en el que el equipo de Gobierno del PP ha “impuesto a la ciudadanía” el proyecto, y han coincidido en la necesidad de paralizar la actuación, que costará 2,2 millones de euros y tendrá un plazo de ejecución de siete meses si finalmente se lleva a cabo.

Calle Cervantes de Santander
Calle Cervantes de Santander

El anuncio de la peatonalización de la calle Cervantes realizado este martes por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander ha encontrado una reacción en contra de la mayoría de los grupos en la oposición. Y todos ellos han ofrecido un argumento muy similar: que el PP, liderado por Gema Igual, ha llevado a cabo un proceso unilateral y sin consenso ni con vecinos ni con los grupos municipales.

Posiblemente el más crítico haya sido el portavoz del Grupo Municipal del PRC, José María Fuentes-Pila, quien ha calificado este miércoles de "tramposo" el proceso seguido por el PP para "imponer a la ciudadanía" esta peatonalización, pidiendo su "paralización inmediata" hasta que se diseñe una política de movilidad global que sustituya al "troceado" que están desarrollando los ‘populares’.

Como ha recordado, el PRC ya pidió paralizar la obra en junio de 2016, tras un encuentro con vecinos de la zona. "Siguieron delante de manera unilateral y ahora lo presentan revestido de una participación que no ha existido", ha dicho al respecto.

Piden a la Universidad un estudio sobre las alternativas para la calle Cervantes cuando ya antes habían licitado un contrato menor para su peatonalización, es increíble", ha enfatizado el PRC

Según Fuentes-Pila, hay "al menos" dos informes anteriores al de la Universidad de Cantabria (UC) en el que el PP "se escuda" para realizar esta obra que no lo aconsejaron. En concreto, uno elaborado por la empresa Apia XXI sobre la 'Peatonalización del centro de Santander', que señala a Cervantes como una vía de coexistencia coche-peatón y propone mejorar su urbanización, y un segundo, realizado por la UC en 2013 ('Estudio y Análisis de los Indicadores del Plan de Movilidad').

"Casualmente no están interesados en dar a conocer esa información", sostiene el regionalista, quien ha explicado que se trata de informes con una "visión global" que abordaban la peatonalización del centro y la movilidad en el municipio y que "no sugieren en ningún momento la peatonalización de esta vía, clave en la movilidad transversal de la ciudad".

Más aún, critica el "informe a la carta" encargado a la UC para "avalar" un proyecto que el PP "tenía previamente decidido". Así, ha explicado que el estudio solicitado a la entidad universitaria es "posterior" a un contrato menor del Servicio de Viabilidad llamado 'Proyecto de Construcción de Peatonalización de la Calle Cervantes".

"Piden a la Universidad un estudio sobre las alternativas para la calle Cervantes cuando ya antes habían licitado un contrato menor para su peatonalización, es increíble", ha enfatizado el regionalista. En concreto, ha indicado que la solicitud de ofertas para el contrato menor se produjo en marzo de 2016, mientras que la redacción del estudio de la universidad se produce seis meses después, en agosto de ese año.

"Esconden dos informes que no aconsejan la peatonalización y licitan un contrato menor antes del informe de la Universidad, y ahora nos tenemos que tragar que ha sido un proceso participativo y en base a criterios técnicos cuando se trata de una decisión partidista, unilateral e impuesta a los santanderinos", ha afirmado.

Actuaciones inconexas

Antonio Mantecón ha acusado al equipo de Gobierno de "imponer una vez más su criterio de forma absolutamente unilateral"

El regionalista cree que el "principal problema" de la política de movilidad del PP es que es una "sucesión de actuaciones inconexas". "No tienen una visión de conjunto de la movilidad en Santander, se mueven por impulsos, por caprichos, por ideas felices y el resultado es que han convertido en un infierno circular por Santander, que, por su tamaño, debería ser una ciudad cómoda en este sentido", sostiene.

Los regionalistas defienden la necesidad de "actuar" en Cervantes, una vía que soporta un volumen de tráfico rodado altísimo y que tiene unas aceras excesivamente estrechas. Así, proponen destinar la inversión proyectada para la peatonalización a la "mejora integral" de la calle y su entorno, que mejore intersecciones y gestión semafórica. Proponen también zonas de calmado de tráfico, la reordenación del mismo y, sobre todo, "que se escuche de verdad a vecinos y comerciantes".

Imponer su criterio

Por su parte, el concejal no adscrito Antonio Mantecón ha acusado al equipo de Gobierno de "imponer una vez más su criterio de forma absolutamente unilateral" con este proyecto, que ha asegurado que no cuenta con el consenso ni de los vecinos ni de los grupos municipales de la oposición.

Por ello, Mantecón ha avanzado este miércoles en un comunicado que tratará de impulsar una moción conjunta y llevarla al próximo pleno del jueves 25 de mayo para evitar esa actuación, que ha considerado "un nuevo ejemplo de la unilateralidad respecto a las decisiones de carácter urbanístico con las que se prodiga el PP en este Ayuntamiento".

"Es cierto que se nos dieron los borradores del proyecto pero no se ha contado con ningún grupo de la oposición en esas reuniones, faltando en este caso a la palabra dada por el máximo responsable de Urbanismo en el ayuntamiento", ha denunciado.

Respecto a la solución adoptada, Mantecón ha opinado que "sigue sin tener en cuenta en su justa medida el incremento de tráfico en otras arterias, principalmente en la calle Cisneros", hecho por el que ha recordado que se plantearon otras alternativas como dejar un solo carril.

Al contrario de lo indicado por el equipo de Gobierno, que afirmó en la presentación del proyecto que dejar un solo carril colapsaría la zona, Mantecón ha asegurado que "las simulaciones realizadas con esta opción por el Grupo de Investigación de Sistemas de Transporte de la UC daban como resultado un flujo de tráfico automovilístico y peatonal equilibrado y aceptable, tanto en la calle Cervantes como en las vías adyacentes".

"Desconocemos si existen otros motivos inconfesables por parte del PP que justifiquen su empeño en realizar esta actuación, pero la elección entre ambas opciones ha sido absolutamente unilateral por lo que a nuestro entender ya se tenía decidida de antemano la idea peatonalizar la calle de forma completa", ha criticado.

Decisión improvisada

Este martes el PSOE en Santander también criticaba el proyecto presentado por el PP. En un comunicado consideraba "improvisada" la decisión de peatonalizar la calle Cervantes, y ha solicitado la paralización del proyecto hasta conocer el "plan" del equipo de gobierno del PP para toda la ciudad.

En este sentido, los socialistas defienden que la reordenación de esta vía debe atender a un planteamiento general, para toda la capital cántabra, y no para este caso concreto, y solicitan una estrategia global, diseñada con la vista puesta en el futuro y consensuada por "todos".

Aunque admite que la calle Cervantes soporta una "elevada carga de tráfico", el PSOE considera que "la solución a este problema no pasa por la peatonalización", que "en todo caso agravará el problema ya que tendrá repercusión en todo el tráfico del centro de la cuidad".