Lunes, 01 de Mayo de 2017
El Tiempo

MEMORIA

"El día que mataron a Juanín era miércoles, el 24 de abril de 1957..."

Durante todo el año 2017, 'eldiariocantabria' conmemorará junto a Isidro Cicero el 40º aniversario de la publicación de su histórico libro 'Los que se echaron al monte', así como el 100º aniversario del nacimiento y el 60º de la muerte de Juanín.

Durante todo 2017, eldiariocantabria conmemorará junto a Isidro Cicero el 40 aniversario de la publicación su libro 'Los que se echaron al monte'
Durante todo 2017, eldiariocantabria conmemorará junto a Isidro Cicero el 40 aniversario de la publicación su libro 'Los que se echaron al monte'

"El día que mataron a Juanín era miércoles, el 24 de abril de 1957. Dos días antes, como todos los lunes del año, había mercado en Potes. Como todos los lunes del año, sólo que éste era el lunes de Pascua. Un mercado muy importante para los lebaniegos, que presentaban corderos de los Picos de Europa, becerros de Peña Sagra, recentales de las estribaciones de Peña Labra".

Así comienza 'Los que se echaron al monte', el histórico primer libro del escritor y periodista lebaniego Isidro Cicero. Publicado en 1977 –hace cuarenta años–, es la primera obra sobre los guerrilleros antifranquistas cántabros Ceferino Roiz 'Machado', Gildo Campo, Paco Bedoya... y el más legendario de todos ellos: Juanín, nacido en Potes en 1917, hace cien años, y abatido en el pueblo lebaniego de La Vega hace sesenta. La primera obra, la más vendida (125.000 ejemplares en 11 ediciones), la más leída y la más recordada.

Durante todo el año 2017, 'eldiariocantabria' repasará junto a Cicero el apasionante proceso de creación de un libro que gozó de una cálida acogida popular (6.000 ejemplares vendidos en los primeros 12 días), abordará su trascendencia –porque ya ha logrado trascender– y recordará a sus inolvidables protagonistas, empezando por Juan Fernández Ayala, héroe de la resistencia antifranquista al que todos –quienes lo admiraron, quienes lo temieron, quienes lo recuerdan y hasta quienes lo persiguieron por los montes durante más de 15 años– conocían y siguen conociendo como Juanín.

Han pasado cuarenta años desde que Cicero escribió 'Los que se echaron al monte'. Entonces, habían pasado otros cuarenta desde que en 1937 los franquistas tomaran la entonces Provincia de Santander. Cicero recuerda que "aquel verano de 1977, la victoria de las tropas estaba aún muy viva en la memoria de los vencedores, que seguían celebrando como toda la vida el 18 de julio, el 26 de agosto, el 1 de octubre, el 20 de noviembre y todo el almanaque que alimentaba su memoria de vencedores, y los derrotados no celebraban nada, sólo la ventura de seguir viviendo después de tantos años de miseria". No obstante, el escritor y periodista lebaniego ya llevaba cuatro años "recordando" junto a parte de esos vencidos de la Cantabria occidental.

Desde que Cicero publicara 'Los que se echaron al monte', han sido muchos los nuevos datos cuya revelación ha permitido profundizar en las figuras de los maquis de la Cantabria occidental (cabe destacar los libros de Antonio Brevers 'Juanín y Bedoya, los últimos guerrilleros' y 'La Brigada Machado', publicados en 2008 y en 2010, respectivamente) y en sus circunstancias históricas, pero el libro de Cicero sigue ocupando un lugar muy especial en la memoria colectiva. Los mayores que lo releen saben a ciencia cierta y los jóvenes que se acercan por primera vez a sus páginas pueden imaginar que 'Los que se echaron al monte' no es un libro más y que no fue fácil escribirlo ni publicarlo después de cuarenta largos años de silencio impuesto.

Recordar 'Los que se echaron al monte' en el 40º aniversario de su publicación, recordar a Juanín –cuya "peripecia vital" es para Cicero "un hilo conductor de la biografía de Cantabria y de España"– en el 100º aniversario de su nacimiento y en el 60º de su muerte y recordar a sus compañeros es un honor, y hacerlo junto a Isidro Cicero, un lujo. Pero nunca un lujo innecesario ni un lujo que exponer en un museo, porque la obra que el escritor y periodista lebaniego publicó en 1977 sigue viva, como vivos siguen Juanín, Machado, Gildo, Bedoya... en la memoria de tantos.

Comentarios