Sábado, 26 de Mayo de 2018
El Tiempo

ANTROPOLOGÍA

Varios fósiles humanos descubiertos en San Vicente de la Barquera podrían poner en duda la teoría de la evolución de Darwin

La teoría de Charles Darwin podría estar en entredicho. Foto: Pixabay
La teoría de Charles Darwin podría estar en entredicho. Foto: Pixabay

La comunidad científica ha tomado como punto de partida para estudiar la evolución del ser humano la teoría formulada por Darwin en el siglo XIX. Sin embargo, un reciente descubrimiento “invalida la teoría”, o al menos la cuestiona. El lugar de dicho hallazgo es en Cantabria, concretamente en San Vicente de la Barquera, donde aparecieron restos fósiles humanos después de que en 2014 dos ciclogénesis explosivas azotaran el norte de España entre febrero y marzo. Dichos restos han sido datados por el antropólogo José María Ribero-Meneses en unos 200 millones de años, y por sus facciones y su morfología se trataría de “un ‘homo sapiens’ indiscutible como antepasado directo del hombre”, aunque alejado de los “primates, simios y homínidos”.

A juicio de Ribero-Meneses, y según publican varios medios, los rasgos de estos restos, entre los que se hallan una cara y una bóveda craneal rectas, invalidan la teoría de Darwin. El cráneo tiene una altura de 52 centímetros y una anchura de 42, mientras que presenta una circunferencia de 148. Estas dimensiones apuntan a un individuo gigante que vivió entre los periodos Triásico y Jurásico de la Era Mesozoica.

"Fue coetáneo de los dinosaurios, un ser anfibio que habitaba entre el mar y la tierra, de un altura enorme, casi cuatro metros, de vida muy longeva, más de doscientos años, y con una talla intelectual y física incomparablemente superior a la nuestra", ha precisado Ribero-Meneses en una entrevista con la Agencia Efe de la que se hace eco la Cadena Ser.

En opinión del antropólogo, los hallazgos "suponen el entierro oficial de la teoría de la evolución de Darwin", pues sitúan al antepasado directo del hombre mucho antes de la fecha de los restos hallados en Atapuerca, datados en algo menos de un millón de años. De confirmarse su tesis, la cronología darwinista que hasta ahora se ha tomado como base quedaría en entredicho. Ribero-Meneses se apoya además en los descubrimientos de restos humanos con varios millones de antigüedad en Bulgaria y el continente africano.

Este antropólogo y filólogo también se apoya en la destrucción por parte del afamado Smithsonian Institute de Antropología, fundado en 1846 y con sede en Washington, que en el año de 1900 compró y destruyó varios centenares de esqueletos de hombres gigantes, "la mayor parte completos y pertenecientes a la misma familia de los restos que poseo yo", ha precisado.

Los restos de San Vicente de la Barquera, algunos de una tonelada de peso, se encuentran "en perfecto estado" y en su opinión rebaten el "dislate darwinista".