Martes, 21 de Noviembre de 2017
El Tiempo

DEPORTES

El Racing está a punto de empañar el buen juego de la primera parte con su segunda mitad

El equipo de Ángel Viadero consigue vencer por la mínima al Lealtad, en un partido en el que los santanderinos dominaron por completo durante la primera mitad.

Los jugadores del Racing celebran el gol anotado ante el Lealtad
Los jugadores del Racing celebran el gol anotado ante el Lealtad

El Racing de Santander ha logrado su quinta victoria en El Sardinero, después de ganar por 1-0 al Lealtad.

El equipo de Ángel Viadero presentaba cambios para esta jornada tras la sanción por expulsión de Julen Castañeda. Álex García suplió la baja y jugó como lateral izquierdo.

También salieron de la convocatoria Quique Rivero y Gándara, quien ha causado baja durante las últimas horas debido a las molestias producidas por un fuerte golpe que recibió durante el entrenamiento de este jueves.

Las ausencias de estos futbolistas, a las que hay que añadir la del portero Raúl Domínguez, operado con éxito de la fractura en el tercer y cuarto metacarpiano de la mano derecha, propiciaron que en la convocatoria para el choque ante los asturianos, figurasen los filiales Adrián Peón (portero), Jerin (centrocampista) y Badiola (delantero).

También han estado Pau Miguélez y Javi Cobo, quienes ya se han hecho un hueco en el once inicial.  

El Racing firmó en los primeros 45 minutos la mitad más tranquila y con mayor dominio de lo que va de temporada. Dominó por completo y anotó el gol de la victoria en  el minuto 39. Dani Aquino coló el balón en la portería rival tras la gran internada de Héber, quien se fue de varios jugadores antes de que el murciano definiera por bajo desde la frontal para adelantar al equipo.

Antes, los de Viadero tuvieron otras ocasiones claras. La primera llegó en el minuto 14, tras una gran jugada de Héber, que robó el balón en la frontal. Realizó todo un paradón el portero Tejero, ya que el lanzamiento iba muy ajustado.

También la tuvo Dani Aquino en el 31 con un remate de cabeza, pero en esta ocasión el jugador Keko la sacó bajo palos.

Además, Antonio Tomás destacó en especial por su papel en el centro del campo, cortando con maestría el juego de los asturianos, quienes pisaron tímidamente el área de Iván Crespo durante esta mitad.

Los jugadores racinguistas se retiraron al vestuario con una ventaja por la mínima y muy buenas sensaciones que se diluyeron en los 45 minutos restantes.

Durante la segunda parte, el juego de los santanderinos fue más gris y apagado. Se relajaron y dejaron llevar los de Viadero, que a pesar de enfrentarse con un rival inferior no debían bajar la guardia.

De hecho, los asturianos estuvieron a punto del gol en varias ocasiones. La primera a los tres minutos, en una jugada en la que Iván Crespo salvó el empate con una gran parada. El guardameta salvó en dos tiempos el tanto en un rechace dentro del área racinguista.

A punto estuvo también el Lealtad en la recta final del partido, concretamente en el minuto 88 cuando Jorge estuvo a punto de marcar sino hubiese sido porque el balón se desvió por poco.

De esta manera concluyó el partido en El Sardinero, con una nueva victoria para el Racing, que bajó su intensidad a medida que el encuentro discurría. A título personal destacó el juego de Héber.