Viernes 20.07.2018
EDUCACIÓN

Los profesores convocarán huelgas en septiembre, la primera el ‘día de la vuelta al cole’

La Junta de Personal Docente de Cantabria ha anunciado que recurrirá el calendario escolar del próximo curso hasta “paralizarlo legalmente”.

La Junta de Personal Docente ya tiene preparado el preaviso de huelga
La Junta de Personal Docente ya tiene preparado el preaviso de huelga

La Junta de personal Docente de Cantabria ha anunciado que convocará huelgas en septiembre y que recurrirá el calendario escolar del próximo curso hasta "paralizarlo legalmente". Según han informado en un comunicado el primero de los paros tendrá lugar coincidiendo con la 'vuelta al cole', el día 7 de septiembre.

Así lo han acordado los representantes de los trabajadores de este órgano, integrado por STEC, ANPE, CCOO y UGT, que rechazan la última decisión de la Consejería de Educación sobre el calendario escolar.

El pasado jueves, el departamento que dirige Francisco Fernández Mañanes comunicó a los centros educativos que el próximo curso se implantará el reparto de clases aprobado el 12 de junio en Mesa Sectorial, sin el acuerdo de los sindicatos, y que contempla un incremento de tres días lectivos (de 175 a 178), así como una semana de jornada reducida junio y dos en septiembre, en lugar de las seis actuales.

En la circular remitida a los colegios, la administración señalaba que "lamentablemente no ha sido posible alcanzar un acuerdo entre todos los sectores implicados" y que "obviamente se respetará el principio de legalidad".

Ante esto, y teniendo en cuenta la tramitación que se está siguiendo del calendario desde el punto de vista jurídico y que la Junta de Personal Docente tilda de "chapucera", esta ha acordado poner en marcha “toda clase de impugnaciones y recursos para intentar paralizar legalmente el calendario en el momento en el que sea publicado en el BOC”.

También han decidido continuar con las movilizaciones iniciadas este mes de junio (huelgas parciales y manifestaciones) durante el mes de septiembre, y advierten al respecto que "el profesorado no va a dar por buena esta imposición de la Consejería".

Así, los sindicatos aseguran que ya tienen preparado el preaviso de huelga para el primer día de clase, el 7 de septiembre, y no descartan más días de paro (totales o parciales) para las primeras semanas de clase. Para concretar este calendario de movilizaciones se ha convocado una primera asamblea de profesorado el día 5 de septiembre en Santander.

"El conflicto del calendario no se va a cerrar con su publicación en el BOC, estará abierto a lo largo de todo el curso 2018/19", avisan desde la Junta de Personal, que ya pidió el cese del consejero. Creen que ahora, con la misiva a los centros, Fernández Mañanes ha dado "un paso desgraciado más" en la "calamitosa" gestión de este conflicto que "sólo él ha generado", y se preguntan si dicho paso "será el último".

Porque "con la dinámica delirante en la que se ha metido" el responsable de Educación "es capaz de sorprender a todo el mundo, adoptando decisiones verdaderamente esperpénticas", como -dicen- dar "publicidad oficial a un calendario que sólo existe en su imaginación ya que no está publicado en el Boletín Oficial de Cantabria".

Además, consideran "paradójico" que el consejero, que "invoca constantemente la legalidad, dé por bueno un calendario que impuso la Administración en una Mesa Sectorial que está impugnada al haberse celebrado viciada por graves defectos de forma".

PROBLEMA POLÍTICO

Por estos motivos, los representantes de los profesores creen que "el ridículo es mucho mayor desde el punto de vista político", tras la resolución aprobada en el Parlamento, con motivo del Debate sobre el Estado de la Región celebrado esta semana, para pedir al Gobierno "diálogo y consenso" sobre el asunto.

Una propuesta de la Cámara que "se ha visto dinamitada en apenas 24 horas" por el consejero, que "no ha tenido ningún problema en hacer lo contrario de lo que le pedía el Parlamento y, de paso, seguir ahondando en las tensiones internas del Ejecutivo de Cantabria.

A sus ojos, el titular de Educación ha demostrado con esto "una falta de talante democrático realmente preocupante, así como un desprecio a las instituciones y a los agentes sociales impropio de alguien que pertenece a un Gobierno democrático". "Se ha saltado todas las reglas de la negociación colectiva, algo inaudito en alguien a quien se le presuponen valores socialistas", agregan los sindicatos.

Para finalizar, la Junta de Personal Docente se pregunta "si ha merecido la pena seguir manteniendo a este consejero al frente de Educación", porque "durante este mes y medio de conflicto ha indignado al profesorado que se ha movilizado contra él de forma masiva, ha tensionado a toda la comunidad educativa y ha creado un enorme problema político al Gobierno de Cantabria".

Comentarios