Domingo, 22 de Octubre de 2017
El Tiempo

SUCESOS

Decenas de personas acosan a un oso en el Alto Sil leonés para hacerse una foto

Desde la asociación Geotrupes aseguran que estas situaciones son "relativamente frecuentes".

La asociación Geotrupes ha compartido un vídeo a través de sus redes sociales en el que se puede ver a decenas de personas persigue a un oso en la zona del Alto Sil leonés. El grupo le fuerza a cruzar la carretera, con el peligro que entraña.

No hubiera sido raro que ante semejante acoso el oso hubiese atacado a alguien e incluso se pudo haber provocado un accidente de tráfico, denuncian

“Hemos recibido un vídeo que recoge esa otra cara de las actividades de observación de fauna amenazada que suele ocultarse, aunque son situaciones relativamente frecuentes”, aseguran desde la asociación integrada por un grupo de biólogos asturianos.

También critican que, a pesar de que se estaban viendo varios ejemplares durante días en un lugar de fácil acceso, la guardería de la Junta de Castilla y León "no hizo nada".

"El efecto llamada estaba servido y al final se ha dado una situación lamentable en la que decenas de personas persiguen a un oso para conseguir la ansiada foto con la que hinchar su ego y alardear ante los amigos y en las redes sociales", recriminan

"No hubiera sido raro que ante semejante acoso el oso hubiese atacado a alguien e incluso se pudo haber provocado un accidente de tráfico con consecuencias fatales para el oso o los conductores que pasaban por allí. Además de estos efectos evidentes, se está contibuyendo a cambiar el comportamiento innato del animal, que es evitar a la especie humana. Cualquier día habrá una desgracia y entonces la culpa será del oso, se hablará de osos problemáticos y se olvidarán este tipo de actividades que se están llevando a cabo sin ningún tipo de control, restricción o sanción por parte de las administraciones competentes, sin olvidar el papel de la prensa que habitualmente proporciona información sobre este tipo de enclaves importantes para la fauna amenazada sin la menor prudencia”, denuncian desde Geotrupes.