Domingo, 24 de Junio de 2018
El Tiempo

MEDIO AMBIENTE

Navarra prohíbe las cápsulas de café y los vasos de plástico y obliga a los bares a ofrecer agua del grifo

Cápsulas de café
Cápsulas de café

El Parlamento de la Comunidad Foral de Navarra ha aprobado una ley pionera en España que prohibirá  los productos de plástico de un solo uso, como las cápsulas de café, las vajillas desechables o los envases en monodosis, a partir de 2020.

Esta nueva normativa también obliga a los bares y restaurantes a ofrecer agua del grifo a los clientes “de forma gratuita y complementaria a la oferta del propio establecimiento”, y establece los objetivos mínimos de reutilización en el sector hostelero.  

Asimismo, la Ley Foral de Residuos y su Fiscalidad, también decreta que a partir de enero de 2022 todos los domicilios y comercios deberán tener un contenedor para la recogida selectiva de la fracción orgánica. El objetivo, señalan, es llegar a destinar en 2020 el 50% en peso a compostaje o biometanización y el 70% en 2027.

En lo referente a la fiscalidad, el proyecto establece el Impuesto sobre la eliminación en vertedero y la incineración, “con el fin de fomentar la prevención, la preparación para la reutilización y el reciclado”. Así, los tipos de gravamen serán de 5 euros por tonelada en el ejercicio de 2018 y 10 en 2019, llegándose a los 20 euros a partir del enero de 2020, tras finalizar el período de “implantación progresiva dirigido flexibilizar el impacto” del tributo.

Los ingresos de este impuesto integrarán una partida presupuestaria específica, denominada Fondo de Residuos, que se destinará exclusivamente a los fines previstos en el proyecto de Ley: acciones de sensibilización y de investigación en prevención; mejora de los sistemas de recogida selectiva y transporte; recuperación de zonas degradas y suelos contaminados; y acciones de preparación para la reutilización, entre otros.

El documento que recoge la Ley señala que se trata de “un impuesto llamado a desaparecer”, puesto que se paga por la eliminación en vertedero, “de modo que cuanto menos destine al vertedero una Mancomunidad, menos pagará su ciudadanía”.

Por último, la Ley Foral de Residuos y su Fiscalidad también plantea la creación de un Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de envases, por el que el ciudadano pagará una determinada tasa por cada envase de plástico que compre y el importe será devuelto cuando entregue el envase nuevamente en el comercio.