Sábado, 26 de Mayo de 2018
El Tiempo

POLÍTICA

Podemos insta a PRC y PSOE a “olvidar temas particulares” y ampliar los supuestos que regulan la emergencia habitacional

Podemos quiere que se amplíen los casos que se incluyen en la emergencia habitacional
Podemos quiere que se amplíen los casos que se incluyen en la emergencia habitacional

El Grupo Parlamentario Podemos ha registrado una proposición de ley para modificar la Ley de Vivienda Protegida de Cantabria de modo que se amplíen los supuestos que regulan la emergencia habitacional, recogidos en el artículo 57 de la ley.

Así lo ha anunciado este viernes en rueda de prensa el diputado de Podemos, José Ramón Blanco, quien ha señalado que la modificación del artículo 57 de la Ley que creó la Oficina de Emergencia Habitacional, y que "Podemos obligó a crear en 2015 para que Revilla fuera presidente", fue incluida por su partido en la 'Ley de Acompañamiento' a los Presupuestos Generales de Cantabria de 2018, pero el Gobierno "la rechazó".

De hecho, ha precisado que él presentó entonces la propuesta al portavoz parlamentario del PRC, Pedro Hernando, y "no le puso mala cara" aunque se rechazó.

"No vieron (PRC y PSOE) conveniente ayudar a las familias de Cantabria y priorizaron sus intereses electoralistas", ha valorado Blanco, quien ha instado a los partidos a “olvidar temas particulares” y, una vez superados los "rifirrafes políticos" que se produjeron entre ambos partidos durante la elaboración del Presupuesto, aprobar la modificación de modo que "todos los problemas de emergencia habitacional” puedan ser tratados.

Actualmente, el artículo 57 establece que solo están en situación de emergencia habitacional las personas que han perdido su vivienda por haber sido lanzadas de la misma cuando exista una orden judicial para llevar a cabo este lanzamiento; aquellas que habiten en infraviviendas; o las que han perdido la vivienda por circunstancias sobrevenidas como incendios o fenómenos naturales.

CALIFICACIÓN ENERGÉTICA A

Además, Podemos también solicita mejorar los estándares de construcción de las viviendas que se van a destinar a personas con pocos recursos para mejorar las condiciones térmicas y de eficiencia energética, de modo que los beneficiarios de las mismas "podrían reducir los costes de las ayudas destinadas a hacer frente a los impagos" derivados del pago de este tipo de suministros.

En concreto, Podemos quiere que, para alcanzar la calificación de vivienda protegida, los nuevos edificios que se construyan dispongan de instalaciones de aprovechamiento de energías renovables, tanto térmico como de generación eléctrica, y que hasta que se concreten normativamente los criterios para entender que un edificio o vivienda es de "consumo de energía casi nulo" se deberá contar, como mínimo, con calificación energética tipo A.

Además, propone que los técnicos de la administración sean quienes certifiquen con carácter previo que los proyectos presentados cumplen estos criterios y quienes lleven a cabo los controles finales para determinar si se ajustan a estos estándares.