Sábado 21.07.2018
POLÍTICA

El PSOE defiende la función pública pero deja sin comunicación al Palacio de Festivales antes de un posible reemplazo privado

La persona encargada durante más de 20 años de este servicio ha sido trasladada a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, y actualmente nadie se responsabiliza de la gestión de este departamento.

Nombres socialistas como Pedro Sánchez o Pedro Casares han defendido el trabajo de los funcionarios y han criticado la privatización y la “administración paralela”, e incluso Revilla ha puesto en valor al empleado público como “clave para que este país funcione”.

Palacio de Festivales de Santander
Palacio de Festivales de Santander

El Palacio de Festivales, dependiente de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte, se ha quedado sin servicio de comunicación desde el pasado lunes. Tal y como denunció el PP en rueda de prensa, la funcionaria que hasta ahora se venía haciendo cargo durante más de 20 años de la comunicación de esta entidad ha sido trasladada y, según los ‘populares’, va a ser sustituida por una empresa privada “vinculada a la campaña de Pablo Zuloaga en las primarias del PSOE”, motivo por el cual ha resgitrado una batería de preguntas en el Parlamento de Cantabria. De ser así, la decisión de Francisco Fernández Mañanes, actual consejero de Educación, Cultura y Deporte, que ha sustituido a mitad de legislatura a Ramón Ruiz por petición del propio Zuloaga, chocaría con la defensa que tanto socialistas como su socio de Gobierno, el PRC, han hecho siempre de la función pública y de los trabajadores de la administración.

De hecho, el propio proyecto del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, respecto a la función pública contemplaba, en las elecciones de 2015, una mejor gestión de la política de recursos humanos en toda la administración pública para acabar, de este modo, con las externalizaciones, salvo que respondan a “intereses económicos o sociales”.

Según fuentes del Palacio de Festivales consultadas por este diario, actualmente no hay nadie que se encargue de la comunicación. Asimismo, desde la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte se explica que desde el lunes la persona encargada ha sido trasladada a la Consejería, y “no hay nadie” que esté haciéndose cargo de este departamento en estos días, aunque se espera que la sustitución se realice “en los próximos días”.

De producirse finalmente la incorporación de Vía Flavia, la empresa privada que podría hacerse cargo de la comunicación del Palacio de Festivales (y que actualmente se encarga de la prensa del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, regido por Pablo Zuloaga), también contrastaría con la defensa de lo público que ha realizado el secretario general de los socialistas santanderinos y secretario ejecutivo de Transportes e Infraestructuras de la Comisión Ejecutiva Federal, Pedro Casares.

En concreto, durante las pasadas elecciones municipales Casares criticó lo que calificaba como una “administración paralela” en el Ayuntamiento de la capital cántabra, acusando al entonces alcalde, Íñigo de la Serna, de privatizar y externalizar servicios públicos como los de informática, gestión de multas, recaudación o asesoría jurídica, provocando “duplicidades y gastos innecesarios”. Precisamente el aumento de gasto es una de las críticas que el diputado del PP, Íñigo Fernández, realizó ante la posibilidad de que la empresa privada, que también se hizo cargo de la comunicación del Ayuntamiento de Noja bajo el mandato del imputado Jesús Díaz (PP), gestionara la comunicación del Palacio.

La defensa de los trabajadores públicos no solo la han realizado figuras socialistas. El propio presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, defendía en mayo de este mismo año al empleado público como “clave para que este país funcione”, pues “están en el día a día y permiten que la máquina no se pare”. Ahora, sin embargo, una Consejería de su gobierno deberá responder ante la posibilidad de que una sociedad pública sustituya un funcionario por una empresa privada.

DUDAS

Si bien el PP ha sido el partido que ha levantado la liebre y ha puesto el foco sobre esta posible privatización del servicio de comunicación del Palacio de Festivales, desde otros partidos de la oposición también se ha criticado una decisión que ahora mismo genera “dudas de a quién y cómo lo quieren dar”. Así lo ha explicado el diputado de Ciudadanos, Rubén Gómez, que en declaraciones a este diario ha opinado que “el que se sustituya para mejorar el servicio no es un problema”, pero “lo que se hace es cambiar a un funcionario que ha trabajado con diferentes gobiernos de PP, PRC y PSOE por una empresa”, lo que a su juicio genera dudas en el modo en que se está llevando a cabo.

En concreto, ha censurado la posibilidad de que se haga “a dedo, y menos si hay una posible relación del secretario general del PSOE y la empresa en cuestión”, defendiendo que “siempre debe haber transparencia”.

Por su parte, desde la dirección de los socialistas cántabros se aseguraba este martes que Zuloaga “no tiene nada que ver” con la reordenación del organigrama y los cambios en el Palacio de Festivales. Según la secretaria de Organización del PSOE, Noelia Cobo, la decisión de Mañanes es lógica si quiere realizar mejoras y quiere “hacerlas para potenciar la proyección" del Palacio.

En este sentido, criticó que el PP "sin tener certezas se dedique a emitir juicios de valor" y, lo que a su juicio es "peor y vergonzoso", a "dar ruedas de prensa para hablar de rumores", negando en todo momento que “una empresa vinculada a Pablo Zuloaga vaya a encargarse de la comunicación del Palacio de Festivales".

Además, señaló que "no se trata de pagar o no favores, se trata de hacer los cambios que el consejero considere necesarios para reforzar un área tan importante para el desarrollo de la región, como es la Educación, la Cultura y el Deporte". En este sentido, la número dos del PSOE recordó que el consejero de Educación, Cultura y Deporte "tiene plena autonomía" para decidir los cambios y relevos en el organigrama de la Consejería.

Comentarios