Sábado, 24 de Febrero de 2018
El Tiempo

Aquí, en Cantabria, en vez de un entrenador de fútbol todos llevamos dentro un experto en turismo capaz de diseñar un Plan Estratégico, un Eje Dinamizador o la Solución Final y Definitiva para Vivir todos del Turismo.

Yo sé de un pueblo en las montañas que tiene un bar para el turismo. Si usted se acerca por allí esta noche a tomar una cerveza le cobrarán 2€. Pero si me acerco yo y pido otra cerveza me cobrarán 1,70€ porque yo no soy una turista, a mí me conocen. El trato, eso sí, seguirá siendo igual de seco para usted que para mí, en eso no hacen diferencias. Las explicaciones que dan los dueños del negocio a la diferencia de precio según seas de aquí o de allá son tan variopintas como dicharacheras, pero todas se resumen en que el turismo está fatal, no hay manera de vivir de esto, a ver si Revilla hace algo. Y te lo dicen ellos como expertos en turismo que son. Como tú, como yo.

Aquí, en Cantabria, no hay como haber estudiado turismo hace 25 años para ser un experto en turismo. O haber trabajado seis meses en una oficina de información turística a través de Corporaciones Locales para ser un experto en turismo. O llegar rebotado de mil sitios a la Dirección General de Turismo para ser un experto en turismo. O hasta poner un bar en las montañas para ser un experto en turismo. Aquí, en Cantabria, en vez de un entrenador de fútbol todos llevamos dentro un experto en turismo capaz de diseñar un Plan Estratégico, un Eje Dinamizador o la Solución Final y Definitiva para Vivir todos del Turismo.

La gran idea en la que suelen coincidir ejes, planes y soluciones es la lucha contra la estacionalidad en el turismo

La gran idea en la que suelen coincidir ejes, planes y soluciones es la lucha contra la estacionalidad en el turismo. Así lo piensan también los dueños del bar de las montañas, por cierto; si pudieran cobrar los 30 céntimos de más al primo del turista todo el año  seguro que la cosa iría mejor. En invierno es posible que hasta pudieran cobrar al turista 2,30€ por cerveza.

El problema es que en julio y agosto viene demasiada gente y, claro, no podemos atenderles como se merecen, nosotros queremos centrarnos más en la temporada otoño/invierno. Y por culpa de la dichosa estacionalidad ahora hay largas caravanas para acercarse a la playa, retenciones cada viernes y domingo en Torrelavega para entrar y salir, menús del día a 20€ hechos con patés y cremas del Mercadona o mesas y parques que no se limpian porque no se da abasto, por Dios, no se da abasto. Y por eso cuesta encontrar información si buscas algo que hacer en un día lluvioso, por eso vienen a Cabárceno y siguen ruta, etc. Si vinieran más escalonadamente podríamos atenderles mejor, seguro que sí. 

Además, aunque esto no lo decimos en alto, todos confiamos mucho en que con el frío de invierno no venga ese turista que tan poco nos gusta y al que solemos despreciar a ratos: el turista de bocadillo, las clases bajas que viajan, puag, les odiamos mogollón. Vienen y se comen un bocata guarro en la playa sin hacernos gasto, preguntan precios y deciden qué hacer con su dinero en Cantabria; son lo peor. Yo si no tengo dinero no me voy de vacaciones. Ojalá me hubieran dado un euro cada vez que he oído esto respecto a nuestros turistas.

Aunque esto no lo decimos en alto, todos confiamos mucho en que con el frío de invierno no venga ese turista que tan poco nos gusta y al que solemos despreciar a ratos

Nosotros es que somos más de turistas finos, educados, guapos y de los que un jueves se acercan al Centro Botín Center y luego a cenar al Annua. De esos que tienen casa en Comillas y pasan un mes aquí sin salir de ella, dentro de sus jardines y con su bonita piscina siempre limpia y luminosa. Esos son los que nos gustan, ojalá vinieran también en noviembre.

Tampoco el turismo de la tercera edad nos convence. Nuestro referente es más Biarritz que Benidorm, no jodas.

En nuestros Planes, Ejes y Soluciones, además de lo de la estacionalidad, también incluimos siempre que nos hagan un centro de interpretación más, otro museíto tal vez,  y que ambos estén abiertos todo el año, claro. Y que Telecinco no diga que Potes está en Asturias, por favor qué horror, que el hombre del tiempo no mienta más, que de autocrítica poco o nada y que el turista venga pero que no nos moleste mucho. Bueno, esto último tampoco lo decimos pero lo pensamos. 

Y ahora les dejo que me voy a tomar esa cerveza al bar de las montañas. Me lo merezco después de pasarme el día atendiendo a turistas y les digo que el tema está regularcillo, créanme. A ver si llega pronto el Plan, el Eje, la Solución o que Revilla haga algo.