sábado 24/10/20
Santander

Calles sin vida en Cantabria por el coronavirus

Nunca una ciudad fue tan silenciosa. El coronavirus que nos mantiene pegados a las noticias de última hora ha vaciado calles, barrios, pueblos, ciudades, comunidades y países enteros para dejar hueco a la responsabilidad social, la esperanza y la unión. También ha dado paso a la solidaridad, al sentimiento de arraigo y humanidad. El silencio que, aunque tras una pantalla, evocan las continuas fotografías que inmortalizan el momento que se vive en España, solo se rompe a las 20:00 horas de cada día desde que el pasado 14 de marzo empezara la ya tradición de homenajear a los sanitarios. La vida, ahora más que nunca, ha pasado de las calles a las casas, y especialmente a los hospitales, donde día a día y minuto a minuto se lucha con más fuerza por ella para ganarle así la batalla al coronavirus.

Comentarios