sábado 24.08.2019
TRANSPORTE

La Mesa de la Bahía pide un Plan Global de Movilidad para Santander y su área metropolitana

El servicio municipal de autobuses volverá al anterior modelo de líneas a partir del 1 de noviembre
El servicio municipal de autobuses volverá al anterior modelo de líneas a partir del 1 de noviembre

La Mesa de Movilidad del Arco de la Bahía de Santander ha solicitado un Plan Global de Movilidad Sostenible tras "pincharse el globo" del MetroTUS, sistema puesto en marcha el pasado mes de febrero y que volverá al anterior modelo de líneas de autobuses a partir del 1 de noviembre.

El colectivo cree que este plan es “necesario” tras el "fracaso" de este "pretencioso" proyecto, promovido e implantado por el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento. Asimismo, considera que el fallido modelo evidencia la falta de una política "clara y global" de movilidad sostenible para la capital cántabra, no solo en el ámbito del transporte público, sino también en iniciativas orientadas a la reducción del uso de vehículos particulares en la ciudad, la creación de aparcamientos disuasorios, acciones en beneficio de los peatones y en contra de los vehículos a motor en el centro de la ciudad o la promoción de la bicicleta como medio de transporte habitual.

En un comunicado, la Mesa valora como "una gran oportunidad" la "marcha atrás" de los 'populares' debido a la "presión y acción ciudadana" a través de movimientos sociales y entidades en contra, para que "todas" las fuerzas políticas y sociales apoyen un Plan de Movilidad Sostenible para Santander y con carácter general.

"La situación después de 'pincharse el globo' y aplicar la estrategia es que nos olvidemos de lo que se ha hecho mal, pensando en las próximas elecciones. Es una buena oportunidad para construir un nuevo sistema de transporte público y eficaz y eficiente en beneficio de los ciudadanos de Santander e incluso de sus municipios limítrofes", dicen en la nota.

La Mesa valora como "una gran oportunidad" la "marcha atrás" de los 'populares'

En este sentido, la Mesa considera que el arco de la Bahía necesita "con urgencia ser más eficiente y respetuoso con el medio ambiente, y acelerar la transición energética reduciendo el consumo de combustibles fósiles".

Además, dicen que dada la reciente crisis económica, algunos cambios de racionalización y mejora de la movilidad pueden "conseguir importantes ahorros, mejorar la eficiencia de la vida diaria de administraciones, ciudadanía y empresas e incluso generar nuevos empleos".

Entre otras cosas, desde la Mesa de Movilidad del Arco de la Bahía propone el rediseño y mejora del nuevo TUS para "no quedarnos en el pasado", teniendo en cuenta para ello la participación de partidos políticos, vecinos, trabajadores, siempre con la vista puesta en Santander y su área metropolitana.

Así, otros ayuntamientos -como Camargo, Bezana, Astillero o Piélagos- junto con el Gobierno regional deben también trabajar en un proyecto "común" de transporte público interurbano que "funcione y sea capaz de disuadir el uso de del vehículo particular" en la capital y el resto de la región.

También plantean que el Ejecutivo autonómico cree un consorcio regional de transportes públicos, como han desarrollado otras comunidades, con una visión "total" de la región y para lo cual -apuntan- debería crearse una Mesa de Trabajo que sea "participativa".

Asimismo, sugieren la creación de un monedero único que favorezca la intermodalidad entre los distintos medios de transporte -autobuses municipales, interurbanos, trenes de cercanías-, así como la creación de aparcamientos disuasorios en la ciudad y en el área metropolitana, con enlaces rápidos, lanzaderas de autobuses y trenes de cercanías al centro.

Comentarios