Lunes 24.09.2018
ACCESIBILIDAD

36 estaciones de tren de Cantabria, la mayoría de Cercanías de Renfe, siguen sin ser accesibles a las personas con discapacidad

Estación de Renfe de Valdecilla-La Marga
Estación de Renfe de Valdecilla-La Marga

Un total de 36 estaciones de tren en Cantabria aún no están adaptadas a las personas con discapacidad, más del 10% de las aproximadamente 345 que hay en total en España que todavía no son accesibles. Una de esas 36 estaciones es la de La Vidriera, en Maliaño (Camargo), donde ADIF descarta actuar "por desproporción en la inversión".

El resto son estaciones de cercanías gestionadas por RENFE, en Santander las de Cazoña, Adarzo, Nueva Montaña y Valdecilla-La Marga; en Torrelavega la de Sierrapando y las cuatro de Camargo (Valle Real, Maliaño-La Vidriera, Maliaño y Muriedas-Bahía).

También las de San Pedro de Rudaguera, en Alfoz de Lloredo; Fraguas (Arenas de Iguña); Astillero, Guarnizo y Boo (El Astillero); Bárcena y Pujayo (Bárcena de Pie de Concha); Casar de Periodo y Virgen de la Peña (Cabezón de la Sal); Corrales, Caldas y Lombera (Los Corrales de Buelna); Heras (Medio Cudeyo); Gornazo (Miengo); Molledo y Santa Cruz (Molledo); Pesquera; Renedo, Parbayón y Vioño (Piélagos); Mar y Requejada (Polanco); Reinosa y Río Ebro (Reinosa); Santa Isabel de Quijas y Golbardo (Reocín); y Lantueno (Santiurde de Toranzo).

Así consta en la respuesta del Gobierno a una pregunta parlamentaria realizada por el diputado socialista Miguel Ángel Heredia, consultada por Europa Press.

"El Ministerio de Fomento está trabajando desde hace varios años en conseguir la accesibilidad de sus estaciones", explica el Ejecutivo, añadiendo que el caso de ADIF, se están ejecutando "diversas actuaciones de mejora" de la accesibilidad en las estaciones, quedando pendientes de ejecutar 18 bien "por ser actuaciones desproporcionadas" que no se llevarán a cabo o que al estar afectadas por otras actuaciones se retrasará su ejecución.

En el primer caso se encuentran las estaciones de Brenes (Andalucía), Valle de Trápaga (País Vasco) y Maliaño-La Vidriera (Cantabria), mientras que en el segundo caso se hallan las madrileñas Alcalá de Henares y Aluche; las catalanas Granollers Can, Parets del Vallés y la Garriga; la murciana Murcia del Carmen; las andaluzas Granada, Loja y Huelva; las valencianas Salou, L'Alcudia Crespins, Callosa del Segura y Alicante; la castellano leonesa Medina del Campo; y la vasca San Sebastián.

Por otra parte, y en el caso de las estaciones competencia de Renfe por ser estaciones de cercanías, el Gobierno habla de hasta 328 andenes sin servicios de accesibilidad en una decena de comunidades autónomas.

ACCESIBLES DESDE 2017

La más afectada es Asturias, a la que pertenecen un centenar de las estaciones sin adaptar, le sigue el País Vasco con 60, Cantabria con 36 y Cataluña con 36. También la Comunidad de Madrid cuenta con hasta 26 estaciones sin mejoras, frente a las 22 de la Comunidad Valenciana, las 20 de Andalucía, las 10 de Castilla y León, las 8 de Galicia y las 7 de Murcia, que el Ejecutivo incluye en esta lista.

Ante esta respuesta, el PSOE ha denunciado que el país está "incumpliendo la Ley de derechos de las personas con discapacidad", que recoge que "todos los entornos, productos, bienes y servicios sean accesibles", incluido el transporte.

"Según dicha Ley, el 4 de diciembre de 2017 todas las estaciones deberían ser accesibles y eso el Gobierno no sólo no lo ha cumplido sino que hay casi 350 estaciones que no lo son y lo que es peor no existe ni fechas ni plazos de ningún tipo para llevarlo a cabo", ha criticado Heredia.

El diputado ha advertido de que Rajoy "lleva más de seis años en el Gobierno" y que, "a pesar de sus reiterados anuncios al respecto, sigue sin haber una fecha concreta para solucionar este problema". Para Heredia se trata de una situación "intolerable" que implica que "personas con discapacidad no puedan acceder al tren en pleno siglo XXI", y que también dificulta este servicio a las personas mayores o a los carritos de bebé.

CALENDARIO DE EJECUCIÓN

Heredia ha anunciado que registrará en el Congreso una batería de iniciativas parlamentarias exigiendo al Gobierno una partida económica significativa para hacer accesibles estas estaciones, dando prioridad a aquellas con un mayor número de pasajeros y donde el coste económico no sea desproporcionado.

Además el socialista pide al Ejecutivo que elabore un calendario de ejecución para estas medidas, y que sea aprobado con la mayor brevedad para poder afrontar la puesta en marcha de las obras pertinentes.