Sábado 18.08.2018

Seamos realistas, pidamos lo imposible. Mayo del 68

En este 2018 se cumple el 50 aniversario de las revueltas de Mayo del 68. Un momento histórico que cambió de arriba abajo la sociedad de Francia, un país cimentado en el centralismo y la inmovilidad y que, al mismo tiempo, tuvo también su reflejo alrededor de todo el mundo. 

Estudiantes y obreros se unieron para salir a la calle y poner en jaque al Gobierno liderado por Charles De Gaulle cargados de razones y con los adoquines de las calles como las principales armas para defenderse de las cargas policiales.

Para entender por qué se produjo esta situación hay que entender el contexto que vivía el país en ese momento. Francia se encontraba al término de una década de prosperidad económica sin precedentes.  Al mismo tiempo que los sueldos bajaban, el acceso a la Universidad se abría para las clases obreras. 

Se trataba de una educación autoritaria que se regía por leyes napoleónicas y en la que los estudiantes no tenían voz ni voto. Unos jóvenes desencantados con su Gobierno tras la guerra de Argelia y que convirtieron al Barrio Latino en su centro de operaciones. Era un ambiente de revuelta, de reivindicación, pero también festivo. 

Con un carácter idealista que censuraba la sociedad de consumo este movimiento extrapoló las fronteras del país y dejó huella en la cultura de todo el mundo. Cantantes, pintores y cineastas giraron la mirada hacia la capital del país galo, que al mismo tiempo observaba con admiración al movimiento hippie de Estados Unidos. Se trataba de una década de cambios constantes en la que los jóvenes consiguieron convertirse en verdaderos agentes del cambio. Artistas como The Beatles, Bob Dylan o Raimon en España, sirvieron como banda sonora de toda una generación. 

La influencia de este Mayo del 68 llega hasta nuestros días. Muchos de los movimientos sociales que surgen en todo el continente tienen sus orígenes en estas revueltas que dejaron una imprenta imborrable también en toda la escena cultural del último siglo.

Comentarios