viernes 06.12.2019
URBANISMO

DEBA y Concejo Abierto acusan al Puerto de Santander de “trato de favor” al Real Club Marítimo

Imagen de la zona donde está prevista la instalación del pantalán flotante
Imagen de la zona donde está prevista la instalación del pantalán flotante

DEBA (Plataforma en Defensa de la Bahía de Santander) y Concejo Abierto han acusado hoy al Puerto de Santander de "falta de participación social y trato de favor" hacia el Real Club Marítimo de Santander en el proyecto de instalación de un plantalán flotante de 115 metros de lago y 8,4 metros de ancho frente a la bocana de Puertochico, y han pedido la paralización cautelar de la tramitación y el inicio de un periodo de información pública. En un comunicado, ambas asociaciones han recordado que el Real Club Marítimo ha solicitado recientemente una concesión administrativa para ocupar una superficie de agua de 14.050 metros cuadrados, al sur de Puertochico (Dársena de Molnedo), para instalar unos pantalanes flotantes destinados al atraque de embarcaciones deportivas, así como una superficie de terreno de 345,60 metros cuadrados, al este de la Dársena, para depósito de embarcaciones de vela ligera de sus socios. El pantalán flotante que se solicita instalar frente a la entrada de la bocana de Puertochico, de forma paralela a la costa, mide 115 metros de largo y se separa 27 metros de la entrada, a fin de ganar espacio interior para poder atracar nueve embarcaciones, según los colectivos. Aunque para las asociaciones "la finalidad real más bien parece orientada a librar a la bocana de Puertochico del impacto de la ola cuando sopla el viento sur".

Las asociaciones recuerdan que se pretende actuar en una zona de dominio público y en un lugar "emblemático para la ciudad y la bahía"

DEBA y Concejo Abierto han señalado que, en una época en la que diversos colectivos y plataformas ciudadanas vienen reclamando a las administraciones una mesa de gestión integral de la bahía para armonizar usos y garantizar la preservación y mejora de su medio ambiente y paisaje, "no resulta coherente ni admisible" que la tramitación de este proyecto "se reduzca al mero trámite de su anuncio en el Boletín Oficial del Estado con 20 días de plazo, sin una mayor y más adecuada y amplia publicidad y difusión por todo tipo de medios, para que la ciudadanía de Santander pueda pronunciarse respecto a este aparatoso e injustificado proyecto". Las asociaciones han recordado que se pretende actuar en una zona de dominio público y en un lugar "emblemático para la ciudad y la bahía", tanto por motivos paisajísticos como culturales.

En opinión de ambos colectivos, Puertochico debería haber sido catalogado hace tiempo como Bien de Interés Cultural –como también debería serlo la Grúa de Piedra– y por ello "protegida su imagen, porque constituye una seña de identidad esencial de la historia de una ciudad cuya existencia e historia se deben a su condición de puerto". En este sentido, han sostenido que la concesión del proyecto a una entidad privada en una zona de dominio público "y de gran influencia y trascendencia en la imagen urbana", supone "subordinar el interés general de la población y de la ciudad de Santander a la conveniencia de unos particulares y pone de manifiesto la total descoordinación entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Santander y la dejación, por parte de éste último, de su obligación de proteger urbanísticamente el paisaje de la ciudad como parte esencial de su patrimonio histórico". "Constituye, en definitiva, y una vez más, un trato de favor para imponer a toda la ciudad el interés minoritario de un reducido grupo de personas", han subrayado. Por ello, han solicitado a la Autoridad Portuaria de Santander, que en base a la "transparencia informativa", la "adecuada" participación ciudadana y el "interés general de la ciudad", la paralización cautelar de la tramitación del proyecto y el inicio un período amplio, claro y contrastado de información pública ciudadana de este proyecto. Y al Ayuntamiento de Santander, "que actúe en defensa de los intereses generales de la ciudad, de su patrimonio histórico y paisajístico frente a la pretensión de su usurpación por el RCMS en beneficio exclusivo de los propietarios de nueve embarcaciones de recreo".

Comentarios