martes 25.02.2020
CAMARGO

Los actos vandálicos costaron más de 51.000 euros a las arcas municipales de Camargo en 2017

En agosto se denunció el robo de más de 200 metros de cable de cobre en Revilla
En agosto se denunció el robo de más de 200 metros de cable de cobre en Revilla

El Ayuntamiento de Camargo destinó a lo largo del año 2017 un total de 51.095 euros a la adquisición de material y repuestos para efectuar reparaciones en el mobiliario urbano y para acometer la reposición de elementos en edificios y puntos eléctricos, como consecuencia de actos vandálicos de distinto tipo. Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, el año pasado se contabilizaron un total de 39 actuaciones de este tipo con motivo de robos, hurtos, roturas, etc.

Entre ellas aparecen importes como los 7.638 euros destinados en febrero de hace un año a la reposición de varios globos de farolas, a reponer un cuadro eléctrico y a soldar una farola, o los 2.938 euros que tuvieron que emplearse en agosto en la calle Hermanos Torre Oruña por daños en el alumbrado público y sustracción de elementos.

Además se destinaron 4.125 euros a la reposición de cristales, 1.471 euros para la reposición de piezas de suelo de goma que habían sido arrancadas o rasgadas en los parques infantiles, y otros 2.835 euros a la reposición de los cristales de las marquesinas de autobuses.

Estas cantidades no incluyen los gastos de personal y mano de obra. El listado incluye además otros gastos que ha tenido que asumir el Ayuntamiento como la reposición de elementos en los columpios, reparaciones en bombines y manecillas de puertas, el arreglo de los daños registrados sobre los semáforos por accidentes de los que en algunos casos no hay atestado, la reposición de elementos de los juegos infantiles de los parques, o la reparación en rótulos, entre otros.

"Tan pronto como la Concejalía de Servicios Municipales que dirige Ángel Gutiérrez es conocedora de cada necesidad de arreglo por estas causas, se pone en marcha para reparar los elementos que han sido deteriorados con la finalidad de que las molestias que sufren los vecinos sean las menores posibles", explican desde el Ayuntamiento.

La alcaldesa, Esther Bolado, ha lamentado "que haya habido que destinar todos esos miles de euros a realizar arreglos provocados por actos vandálicos que lógicamente son evitables si quienes los perpetran mostrasen un poco más de civismo y de educación hacia elementos públicos que son de todos los vecinos, lo que podría haber permitido que ese dinero se pudiera haber dedicado a otra finalidad más necesaria".

Por ello, ha hecho "un llamamiento para que esos pocos individuos que destrozan lo que es de todos se alejen de esos comportamientos absolutamente reprobables que constituyen una falta de respeto hacia el resto de los vecinos y provocan gastos innecesarios a las arcas municipales".

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad