domingo 05.07.2020
SANTANDER

ARCA no considera “coherente” que el Ayuntamiento construya 175 viviendas en el solar del colegio La Enseñanza

La Asociación se opone a la modificación puntual del PGOU de Santander de 1997 por “carecer de interés público” para la capital cántabra.

Vista aérea del colegio La Enseñanza en Santander. Foto: Google Maps
Vista aérea del colegio La Enseñanza en Santander. Foto: Google Maps

La Asociación Ecologista ARCA se opone a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander de 1997, tras la anulación del aprobado en 2012, para construir 175 nuevas viviendas en el solar del colegio La Enseñanza por "carecer de interés público" para la ciudad.

Así lo señala este colectivo en un comunicado en el que indica que con dicha modificación puntual se pretende construir, además de los citados pisos, un nuevo centro escolar en las afueras de la capital cántabra, en un terreno "al borde" del municipio, situado entre Corbán y Ciriego.

ARCA apunta que pese a que "se intenta justificar" dicha modificación puntual con el "pretendido interés público" que tendría mejorar las condiciones urbanas del entorno de Vía Cornelia, "caracterizado por la escasez de dotaciones, espacios libres y aparcamientos", no es sin embargo "coherente" que para ello se plantee construir 175 viviendas en una zona de la ciudad "excesivamente ocupada por construcciones".

ARCA apunta que pese a que "se intenta justificar" dicha modificación puntual con el "pretendido interés público"

De esta manera, avisa la agrupación ecologista, "se satura aún más" una zona del centro de Santander que está "ya muy densificada de viviendas, empeorando con ello las condiciones de calidad de vida urbana" para los vecinos.

Además, avisa ARCA de que estas viviendas conllevarán un aumento "considerable" de nuevos vehículos motorizados privados que accederán y aparcarán en esa zona, lo que a su vez se traducirá en un "empeoramiento de la movilidad sostenible, el tráfico, las emisiones y la circulación".

NUEVO COLEGIO

Respecto a la zona de Corbán y Ciriego, donde se pretende construir el nuevo colegio, recuerda la asociación ecologista que se levantaría en "uno de los prados aún libres del noroeste del municipio", de 8.597 metros cuadrados -señala- y "en buen estado de conservación natural". Así, "es uno de los pocos que quedan rematando el territorio municipal en esa zona de ambiente claramente rural y de transición a la costa", remacha el colectivo.

Este suelo, según el planeamiento urbanístico de hace una década y que está actualmente en vigor, tras anular el Supremo el PGOU de hace cinco años, es considerado 'Suelo asimilable a no urbanizable'.

Así, a juicio de ARCA, la construcción del nuevo colegio supondría la "continuidad encubierta" de la política del plan anulado de 2012, basada en -como denuncia la asociación- en la "expansión constructiva a costa del consumo injustificado, desequilibrado y excesivo del suelo rural del municipio hasta "el límite de su capacidad".

Para los ecologistas, esta política es "claramente insostenible y abiertamente contraria" a las directivas europeas sobre los usos del suelo, y especialmente del suelo rural.

Además el nuevo colegio se situaría "muy lejos de la ciudad consolidada", obligando a aumentar los desplazamientos motorizados, con lo que conllevaría un "empeoramiento" del tráfico, las emisiones y la movilidad sostenible, advierte ARCA para concluir.