martes 17.09.2019
ENERGÍA

Arenas de Iguña acoge una planta de gas natural licuado

Inauguración de la planta de gas natural licuado en Arenas de Iguña
Inauguración de la planta de gas natural licuado en Arenas de Iguña

El municipio cántabro de Arenas de Iguña ha acogido una planta de gas natural licuado puesta en marcha por Naturgas, que ha invertido más de 750.000 euros en la planta para construir una red de suministro de 2,8 kilómetros. La planta dará servicio a 330 potenciales clientes tanto particulares como empresas, entre las que está la factoría láctea Andros La Serna, que ya está conectada al suministro y que será su principal consumidor. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el de Naturgas, Alejandro Legarda, han inaugurado la planta este lunes en un acto en el que también han participado el alcalde de Arenas de Iguña, Pablo Gómez, y el consejero director de Naturgas, Massimo Rossini, y que ha concluido con el “encendido de la antorcha” como símbolo de la llegada del gas a esta zona rural de la comunidad autónoma.

En el acto, Revilla ha valorado la inversión y ha destacado que supone un paso adelante en la equiparación de las zonas rurales con los de entornos urbanos, al facilitar un suministro como el gas natural a una población que hasta ahora no tenía acceso a él. Por ello, ha animado a la compañía a seguir trabajando en la misma línea para continuar la penetración de la red en el entorno rural de Cantabria. Y es que el presidente ha ensalzado que el nivel de gasificación de un territorio es “un parámetro de desarrollo” fundamental. Según Revilla, desde que Cantabria apostó en 1995 por un gasoducto que atraviesa la comunidad autónoma desde el País Vasco hasta Asturias, se ha convertido en la comunidad autónoma que “mayor distribución de gas” tiene por habitante, al llegar a más del 86% de la población. El presidente ha señalado además la importancia de un suministro de gas de calidad para la instalación de empresas, sumado a otros requisitos como una buena red de comunicaciones, autovías, trenes, el puerto o la conexión a internet de alta velocidad, proyecto en el que Cantabria está inmersa en este momento para garantizar que en un plazo de dos años todos los rincones de la comunidad autónoma tendrán acceso a fibra óptica. También ha destacado la contribución que estas dotaciones –el gas y la fibra óptica– hacen al objetivo del Gobierno de Cantabria y de la Unión Europea de afrontar el “despoblamiento rural”.

Por su parte, el consejero director general de Naturgas, Massimo Rossini, ha destacado “la apuesta que la compañía viene haciendo en Cantabria, en la modernización de sus redes de distribución y en desarrollo de nuevos proyectos de expansión, superando la inversión los 25 millones de euros desde 2010”. Rossini ha indicado que en Cantabria la compañía tiene actualmente 1.838 kilómetros de gasoductos y un total de 209.400 puntos de suministro.

La infraestructura de Arenas de Iguña consta de una planta satélite de gas natural licuado con 106 metros cúbicos de capacidad de almacenaje y un sistema de recarga periódica del depósito mediante camiones cisterna, que garantiza a nuestros clientes la continuidad en el suministro y la comodidad en el servicio. Además, la instalación ofrece una doble seguridad. Por un lado, como combustible, porque el gas natural es más ligero que el aire, no se acumula y se evacua fácilmente a la atmósfera. Por otro, porque la planta se encuentra ubicada en las afueras del núcleo urbano y los camiones cisterna no atraviesan el pueblo para realizar la recarga.