martes 11/8/20
TRIBUNALES

La Audiencia deniega la libertad provisional a la acusada del crimen del cráneo de Castro Urdiales

La Guardia Civil continúa registra la vivienda en Castro Urdiales
La Guardia Civil continúa registra la vivienda en Castro Urdiales

La Audiencia Provincial de Cantabria ha denegado la libertad provisional a la pareja del hombre cuyo cráneo apareció en una caja en Castro Urdiales en septiembre de 2019, que se encuentra en prisión preventiva desde entonces como presunta autora del crimen. La Audiencia confirma así la decisión del Juzgado de Instrucción número 2 de Castro Urdiales de mantener la prisión provisional incondicional para la detenida, después de que su defensa pidiera su libertad provisional.

Existen "indicios variados y obtenidos de diversas fuentes" que permiten atribuir a Carmen Merino la autoría de un delito contra la vida de su pareja

En un auto al que ha tenido acceso Europa Press, el tribunal rechaza el recurso de apelación de la defensa y comparte con el Juzgado que existen "indicios variados y obtenidos de diversas fuentes" que permiten atribuir a Carmen Merino, de 61 años, la autoría de un delito contra la vida de su pareja, el jubilado vasco de 67 años Jesús María Baranda. También considera que existe riesgo de fuga, dado que el delito del que se le imputa conlleva una elevada pena de privación de libertad. En este sentido, señala que "la amenaza de una pena privativa de libertad de larga duración como consecuencia de la imputación de un delito de enorme gravedad supone un aliciente para que la persona afectada pueda intentar eludir la acción de la justicia". "Y ello en estos momentos no es susceptible de ser conjurado con ninguna otra medida alternativa, más aún cuando, finalizado el estado de alarma, se ha recuperado la movilidad geográfica nacional e internacional", añade. Este auto se ha conocido después de que ayer el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Castro Urdiales levantara el secreto de sumario del caso después de nueve meses de investigación.

La acusada, natural de Sevilla, se encuentra prisión provisional comunicada y sin fianza en el penal de El Dueso (Santoña) desde octubre de 2019. La mujer residía con la víctima en Castro Urdiales, desde hace siete años. El hombre, empleado de banca jubilado, se encontraba desaparecido desde febrero de 2019.

Comentarios