martes 20.08.2019
SANTANDER

El Ayuntamiento saca a licitación los conciertos de La Magdalena 15 días después de conocerse los carteles

Uno de los conciertos en la Campa de La Magdalena
Uno de los conciertos en la Campa de La Magdalena

A mediados de febrero los organizadores del festival Santander Music 2018 daba a conocer el cartel de artistas que actuarán los días 2, 3 y 4 de agosto en un evento que tradicionalmente se ha celebrado en la Campa de La Magdalena. El anuncio se ha producido más de 15 días antes de que el Ayuntamiento de Santander aprobara este jueves las bases de la licitación para conceder la licencia de ocupación para los dos festivales veraniegos de la capital cántabra, uno durante la Semana Grande y otro “festival de música independiente en la primera semana de agosto”.

Esta sucesión de acontecimientos ha levantado las sospechas entre usuarios y promotores. En concreto, los profesionales se cuestionan los motivos que han llevado a la empresa a anunciar estos conciertos. Algunos de ellos apuntan a posibles presiones por parte de los organizadores. La realidad es que, por ahora, la empresa en ningún momento menciona que el evento vaya a tener lugar en La Magdalena en el que es su décimo aniversario. Además, el Ayuntamiento se ha desentendido desde el principio de estos anuncios, asegurando que en caso de no resultar adjudicatarios deberán realizarlos, si finalmente los realizan, en otro espacio. La pregunta que se plantea entonces es si es posible que en las mismas fechas (primera semana de agosto) haya dos festivales de música en dos puntos diferentes de Santander, que sean competencia directa, que sean de pago y que se celebren, presumiblemente, a la misma hora. Y uno de ellos financiado por el propio Consistorio.

Para conocer si finalmente se produce esta coincidencia habrá que esperar a que el Ayuntamiento adjudique la organización íntegra de los festivales de La Magdalena. Por el momento, lo que ha trascendido es lo que, por otro lado, ya se sabía. Este jueves se daba el visto bueno a las bases de este concurso público, en régimen de concurrencia, que está dividido en dos lotes: uno para los conciertos de la Semana Grande, que se celebrará del 20 al 29 de julio, y otro para el festival de agosto.

Según informa el Ayuntamiento en nota de prensa, el festival musical de la Semana Grande deberá celebrarse necesariamente durante las fiestas de la ciudad, no pudiendo empezar hasta el día de comienzo de las mismas, y tendrá una duración de entre cuatro y siete días, mientras que el festival de música independiente durará de tres a cinco días, condición que también cumple Santander Music. Con todo, el Ayuntamiento deja abierta la posibilidad de modificar, “por causa justificada”, las fechas que propongan los organizadores.

Para la celebración de este evento, el Ayuntamiento cederá el espacio de forma gratuita, los escenarios y la infraestructura necesaria, mientras que los licitadores deberán expresar su compromiso de utilizar y respetar el montaje proporcionado, sin perjuicio de incorporar, a su cargo, los medios o instalaciones adicionales que crean necesarios, y los medios humanos y técnicos que requieran los mismos.

Los adjudicatarios asumirán el buen uso de estas instalaciones, se ocuparán de su reparación y reposición en caso de verse dañados, y podrán explotar el recinto con publicidad.

Los festivales deberán incluir como mínimo un artista con proyección internacional y un mínimo de dos actuaciones diarias, y se valorará especialmente el grado de éxito y aceptación de los artistas, en función de su presencia en las listas de éxitos y el caché, así como la variedad del cartel.

Los conciertos nunca podrán empezar antes de las 20:00 horas ni finalizar después de las dos de la madrugada, si bien los viernes, sábados y vísperas de festivo podrán finalizar a las tres; y se establece una única jornada por festival que podrá tener horario ampliado pudiendo comenzar a las 17:00 horas siempre que sea sábado, domingo o festivo.

Los organizadores tendrán que cumplir la normativa exigida y contar con un plan de autoprotección y la correspondiente licencia que exige la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Cantabria. También dispondrán de un plan de emergencia y evacuación, servicios sanitarios, personal de seguridad, técnico, de carga y descarga, y un plan de transporte.

En el caso del festival de la Semana Grande, deberá incluir un concierto solidario para apoyar un proyecto de carácter social que se desarrolle en la ciudad y tendrá que aportar una relación de patrocinios cuyo importe no podrá ser inferior a 400.000 euros.

El festival de música independiente informará también de sus patrocinios, cuyo importe no podrá ser inferior a 150.000 euros, y contará con una aportación de 30.000 euros de la Fundación Santander Creativa. Los licitadores aportarán un plan de medios y publicidad, un cuadro de precios de las entradas y abonos, y un plan de dinamización para la ciudad.

Las bases de licitación y los criterios de valoración se puede consultar en el perfil del contratante de la web municipal, en el enlace http://santander.es/servicios-empresas/perfil-del-contratante, y las empresas licitadoras podrán presentar sus propuestas en el plazo de 20 días naturales contados desde la publicación del anuncio de este procedimiento en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

La concejala de Dinamización Social, Lorena Gutiérrez, ha destacado que los eventos de la campa atraen cada verano a miles de santanderinos y visitantes y se consolidan como uno de los escenarios festivos preferidos de la ciudad.

SERVICIOS TÉCNICOS

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publica este jueves la licitación de la infraestructura para estos eventos, un contrato para el que las empresas pueden presentar ofertas hasta el 2 de abril.

Este contrato incluye la instalación de escenarios, equipos de iluminación, sonido, montaje y desmontaje, vallado, transporte, carga y descarga, así como la asistencia técnica durante los espectáculos.

La concejala ha asegurado que el Consistorio ya ha comenzado a trabajar en la preparación de la próxima Semana Grande y prueba de ello, dice, son estos contratos con los que se busca "garantizar la máxima calidad de los eventos y que los mismos se desarrollen en las mejores condiciones".