lunes 09.12.2019
CABUÉRNIGA

Las antiguas escuelas de Terán se incorporan a la Lista Roja del Patrimonio

La Asociación Hispania Nostra considera que la construcción, uno de los escasos ejemplos de arquitectura neocálsica, está en estado de ruina y total abandono.

Antiguas escuelas de Terán, en Cabuérniga
Antiguas escuelas de Terán, en Cabuérniga

La Asociación Hispania Nostra acaba de incorporar a su Lista Roja del Patrimonio a las antiguas escuelas de Terán, en el municipio cántabro de Cabuérniga, por su estado de ruina y total abandono, lo que ha provocado que haya techumbres en parte hundidas, que estén invadidas por la vegetación y que hayan sido expoliadas.

En un comunicado, la asociación ha destacado que se trata de un bello exponente de los escasos ejemplos de arquitectura neoclásica de la región, incluido en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria el 3 de julio de 2001, pero que está expuesto a un deterioro progresivo que llevará a la pérdida del edificio si no se pone solución, ha advertido.

De titularidad privada, su única esperanza por el momento es la propuesta de restaurar las escuelas e instalar en ellas el Centro de Investigación y Alta Cocina de Cantabria (CIACC), ha señalado la agrupación.

La única esperanza por el momento es la propuesta de restaurar las escuelas e instalar en ellas el Centro de Investigación y Alta Cocina de Cantabria

En el año 1864, el alcalde de Cabuérniga, Juan Benito Pellón, encargó la construcción de un edificio para escuela central del Valle al arquitecto Mariano Pueyo Puyol. La escuela fue edificada en la villa de Terán (hoy declarada Bien de Interés Local, con la categoría de conjunto histórico). Su coste fue de 160.000 reales, financiado por el Ayuntamiento del Valle de Cabuérniga.

Pocos años después dejó de ser escuela central para convertirse en escuela de niñas. Ya el local estaba deteriorado y carecía del material necesario. Por estas causas, era muy poco frecuentado por las alumnas.

Parte del terreno que rodeaba a la escuela fue donado en 1925 por Francisco Herrera al Ayuntamiento, que se propuso cerrarlo con un muro de piedra. Durante años sirvió para la educación de los niños y niñas del Valle hasta que fue construida una nueva escuela en un solar contiguo. Entonces pasó a desempeñar otras funciones, como biblioteca o cine, hasta su completo abandono. En 1986 el ayuntamiento vendió las antiguas escuelas a un particular.

Los muros están armados con piedra de mampostería y la sillería aparece en los recercos de los vanos, esquinales y otros elementos relevantes como el cuerpo central. La resolución formal del acceso, de la organización de la planta y de la estructura general del edificio se realiza conforme a esquemas clasicistas. La estructura compositiva, tanto en planta como en alzado, es claramente simétrica, destacando el acceso. Posee un cuerpo central de dos alturas con pórtico de acceso, frontón ornamental en paño macizo sobre dos pilastras y dos columnas y campanario. Las alas laterales se caracterizan por una composición de tres huecos: el central compuesto a su vez por tres vanos en arco y los otros dos por un solo vano en arco. Detrás del zaguán, que aparece articulado con elaborados huecos, se abren las piezas menores del cuerpo central y las grandes aulas en cada uno de los dos lados.

Éstas últimas alcanzan una gran altura y contienen columnas de madera de forma octogonal o poligonal con capiteles tallados en forma de pirámide escalonada invertida; las basas son esbeltas y aparecen talladas en piedra. El menor fondo del cuerpo central posibilita la creación de un patio trasero de pequeñas dimensiones.

Hispania Nostra es una asociación no lucrativa, declarada de utilidad pública, constituida en 1976 con la finalidad de defender, salvaguardar y poner en valor el patrimonio cultural español, en el entorno de participación de la sociedad civil. Se trata de la única asociación que vela por el patrimonio a nivel de todo el país.

Comentarios