miércoles 23.10.2019
CANTABRIA

Cantabria celebra la festividad de su patrona, la Bien Aparecida

Procesión de la Bien Aparecida
Procesión de la Bien Aparecida

Cantabria ha celebrado este sábado la festividad de su patrona, la Bien Aparecida, con buen tiempo y con una multitudinaria asistencia a la celebración que se desarrolla en los aledaños del santuario de Hoz de Marrón (Ampuero). Cientos de peregrinos han invadido este mediodía la campa del santuario de la Bien Aparecida, en cuyo exterior se ha celebrado la misa central de la jornada, que ha estado oficiada por el obispo de la Diócesis de Santander, Manuel Sánchez Monge.

Cientos de peregrinos han invadido este mediodía la campa del santuario de la Bien Aparecida

El presidente del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla, ha destacado la multitud de peregrinos, sobre todo "jóvenes", que han acudido hoy a honrar a su patrona y cree que cada año hay más público, en un "día extraordinario" para disfrutar "todos juntos" de esta "gran devoción" por la Bien Aparecida. Cumpliendo "con la tradición anual", el presidente de Cantabria ha cubierto andando el último tramo del camino al Santuario.

Hasta el santuario ubicado en Hoz de Marrón (Ampuero) se han desplazado centenares de personas que han acudido a la cita anual desde primeras horas de la mañana. Junto a ellos, el presidente, el vicepresidente, Pablo Zuloaga, y la casi totalidad del Gobierno, así como numerosos alcaldes de Cantabria, han compartido los actos litúrgicos presididos por el obispo de la Diócesis de Santander, Manuel Sánchez Monge. También han estado presente el delegado del Gobierno, Eduardo Echevarría, y los consejeros de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández; de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa; de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín; de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, y el de Sanidad, Miguel Rodríguez. Además, han asistido la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, el portavoz de Ciudadanos en Cantabria, Félix Álvarez, así como diputados, alcaldes y autoridades civiles y militares.

Este acontecimiento tradicional, festivo y religioso atrae a miles de ciudadanos procedentes de distintos puntos de la región que, en su mayoría, culminan a pie la subida hasta el templo pasando por las 15 estaciones del Vía Crucis.

UN SANTUARIO DEL SIGLO XVIII

La construcción de este santuario de la virgen Bien Aparecida, ubicado en una colina a cinco kilómetros de la localidad de Ampuero, se remonta a comienzos del siglo XVIII, siendo sus cinco retablos obra de la escuela de artistas trasmeranos. De ellos, se conservan en la actualidad tres, habiendo sido trasladado uno de los restantes a la catedral de Santander en 1955.

Según la tradición, en el año 1605 unos niños pastores encontraron en una ventana de la ermita de San Marcos, situada entonces en esta colina, una pequeña imagen de la Virgen María. El hecho tuvo una gran repercusión en toda la región y pronto se inició una afluencia de romeros a la montaña de Somahoz, naciendo así este importante Santuario Mariano.

La Imagen, de 21 centímetros de altura, es de madera policromada, su origen puede datar del siglo XV, y está encuadrada por los especialistas en el estilo hispano-flamenco. La advocación de la Bien Aparecida se desarrolla íntimamente ligada a los montañeses nativos y especialmente a todos aquellos que emigran hacia otras tierras, sobresaliendo los emigrantes a América y los residentes en Madrid. Estos últimos determinaron en 1752 fundar en Madrid la Congregación de Nacionales de la Montaña, bajo el patronazgo de la Bien Aparecida, imagen que veneraban en la Iglesia de San Felipe Real. Oficialmente, este patronazgo de la Bien Aparecida sobre la Diócesis y región de Santander, no quedó constituido hasta el año 1905, bajo el Papado de San Pío X. Desde ese año se hacen cargo del santuario los Padres Trinitarios. En 1955 tuvo lugar la Coronación Canónica de la Imagen, en una solemne ceremonia celebrada en la Plaza de las Estaciones de la ciudad de Santander.

Comentarios