sábado 20.07.2019
EMPLEO

Cantabria, la segunda comunidad autónoma donde más bajó el paro en abril, un 5,3%

Camarero
Camarero

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria bajó en 2.046 personas en abril, lo que supone un 5,29% menos que en marzo, el segundo mayor descenso por comunidades tras Baleares (-18,3%) y superior al retroceso en el conjunto del Estado (-2,8%). Además, hubo 1.647 parados menos en Cantabria, un -4,3%, en relación con abril de 2018, en este caso, casi un punto por debajo del descenso medio estatal (-5,2%). De este modo, Cantabria cuenta con 36.658 desempleados en el cuarto mes del año, ha informado este lunes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 91.518 desempleados en abril (-2,8%), superando el retroceso que experimentó en el mismo mes de 2018, cuando disminuyó en 86.683 personas. Tras el descenso de abril, el volumen total de parados se situó en 3.163.566 desempleados. Hay que tener en cuenta que la Semana Santa, que suele animar el mercado laboral, se ha celebrado este año en abril, mientras que en 2018 tuvo lugar en marzo.

En Cantabria, en abril, el paro bajó en todos los sectores, liderados por servicios, donde cayó en 1.773 personas. Así, también se redujo en la industria (-129), el colectivo sin empleo anterior (-79), construcción (-45) y agricultura (-20). Con todo, el sector servicios sigue aglutinando a más de siete de cada diez demandantes de empleo en la comunidad autónoma al sumar esta actividad económica 27.253 desempleados, seguido de la construcción (con 2.876 parados), la industria (2.795), y la agricultura (608). Además, hay 3.126 demandantes de trabajo en el colectivo sin empleo anterior. Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el cuarto mes del año eran mujeres, 20.468, frente a 16.190 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (33.964, respecto a 2.694 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (19.200 frente a 14.764 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.426 respecto a 1.268).

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en abril en Cantabria 3.504 eran extranjeros

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en abril en Cantabria 3.504 eran extranjeros, lo que supone 240 menos que en marzo, un descenso del 6,4%, casi el doble que el medio estatal (-3,7%). En comparación con igual mes de 2018, el desempleo entre este colectivo se recortó en 75 personas, un -2,1%, en este caso por debajo del conjunto del Estado (-3,9%). La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.460 frente a 1.044 que proceden de estados europeos. Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (2.282), seguido de la construcción (294), la agricultura (128) y la industria (124). Además, 676 de los inmigrantes parados en la comunidad autónoma no han tenido trabajo con anterioridad.

La bajada del paro en abril en Cantabria se acompañó de un incremento de la contratación, ya que durante el mes pasado se rubricaron en la comunidad autónoma 24.408 contratos, lo que supone 4.760 más que en marzo y se traduce en un repunte del 24,2%, el segundo mayor de todas las comunidades tras Baleares (46,3%), que de media crecieron un 3,2%. Además, la contratación subió un 13,4% en Cantabria en términos interanuales, con 2.882 contratos más que en abril de 2018, frente al conjunto del Estado, donde se redujeron un -0,4% De los 24.408 contratos rubricados en el cuarto mes del año, el 5,6% fueron indefinidos (1.370) mientras que el resto, 23.038 (94,4%), tenían carácter temporal. La contratación indefinida creció un 0,15% en Cantabria en términos mensuales (frente al retroceso del -2,7% en España), pero se desplomó un 13,5% en comparación con abril de 2018, casi el doble que la media (-7,7%), con 215 contratos menos que entonces. Por su parte, los contratos temporales repuntaron un 26% mensualmente, la mayor subida tras Baleares (47,7%), que de media lo hicieron un 3,9%. En el interanual, el incremento fue del 15,5% en Cantabria, el más importante a nivel regional, con 3.097 contratos temporales más que en abril de 2018. El conjunto estatal subió un 0,46%.

Críticas de UGT y CCOO

El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, ha lamentado hoy que el descenso del desempleo en la región el pasado mes de abril se "vuelve a responder a la gran estacionalidad" del mercado de trabajo y al "deterioro incesante de la calidad del empleo". "Desciende el paro por la campaña de Semana Santa y además lo hace con un 94,4% de contratos temporales, la tasa más alta en estas fechas desde que en 2002 existen estadísticas oficiales", ha señalado Ibáñez, quien ha recordado que, hasta ahora, sólo se había superado el 94% de eventualidad contractual en un mes de abril en el año 2017. "Parece que Cantabria está abocada a elegir entre cantidad o calidad del empleo y casi siempre se opta por la primera en detrimento de la segunda y esto conduce a que el empleo que queda sea cada vez de menor calidad", ha advertido el responsable autonómico de Empleo de UGT. Para Ibáñez, es necesario que Cantabria salga "de esta espiral de creación de empleo vinculado al sector servicios y a determinadas épocas del año" y que apueste por otros sectores productivos "más allá del turismo y con más valor añadido". Por otro lado, ha subrayado que "esta mala calidad del empleo" genera que Cantabria tenga una de las tasas de cobertura por desempleo más bajas del país (53,6%), a casi seis puntos de la media nacional y con más de la mitad de los desempleados sin ningún tipo de prestación.

Por su parte, el sindicato CCOO Cantabria ha valorado el descenso del paro en el mes de abril, pero ha considerado que la creación de empleo será "efímera" mientras se siga dependiendo de la estacionalidad del sector Servicios, como refleja el hecho de que casi el 87% del descenso del paro se produjo en ese sector, con 1.773 personas menos. Para CCOO, los "buenos resultados" del turismo en Semana Santa se han traducido en empleo en la comunidad autónoma, con 2.046 desempleados menos, una situación que "es efímera" si no viene acompañada de unas políticas que luchen contra la precariedad laboral que existe en la comunidad, ha señalado el sindicato en nota de prensa. En este sentido, ha alertado de que depender del sector Servicios es "pan para hoy y hambre para mañana" porque es un empleo vinculado a la estacionalidad y la temporalidad. Para la secretaria de Empleo de CCOO, Laura Lombilla, es habitual que todos los años, coincidiendo con la Semana Santa, se produzca un buen dato en cuanto al descenso del paro, lo que supone "un balón de oxígeno" para la economía de muchas familias; sin embargo, "las fiestas acaban y estos contratos de días e incluso horas finalizan volviendo las personas al ciclo del desempleo", ha señalado, por lo que ha reiterado que estarán "satisfechos cuando la creación de empleo no sea una burbuja efímera y los puestos de trabajo se consoliden en el tiempo. Al respecto ha destacado que en abril se produjeron 215 contratos indefinidos menos respecto al mismo periodo de 2018 y, en cambio, hubo 3.097 contratos temporales más y 4.758 respecto a marzo, que "evidencian que el crecimiento económico ha llegado a través de precariedad, temporalidad, parcialidad involuntaria y estacionalidad", ha recalcado Lombilla, que ha precisado que de los 24.408 contratos nuevos, algo más del 60% pertenecen al sector Servicios y apenas un 22% a la Industria. Además, ha incidido en la "discriminación" por sexo que se sigue produciendo, y ha señalado que comparando con e el mismo periodo del año anterior hay 1.284 hombres parados menos frente a 363 mujeres. De este modo, el descenso del desempleo en hombres supone casi un 78% mientras que en las mujeres solo alcanza un 22%.

Comentarios