jueves 22/10/20
COLINDRES

El Gobierno ampliará el calado en algunas zonas del puerto

El consejero de Obras Públicas ha defendido como “muy favorable” el cambio en la bocana de entrada.

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, durante su reunión con la Cofradía de Pescadores de Colindres
El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, durante su reunión con la Cofradía de Pescadores de Colindres

La zona de descarga del puerto de Colindres verá ampliado su calado hasta los 4,5 metros con las operaciones de dragado que van a comenzar este mes y la Consejería de Obras Públicas y Vivienda va a estudiar un cambio en la bocana de entrada.

Así se lo ha trasladado este martes el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, a una representación de la Cofradía de Pescadores de San Ginés de Colindres, encabezada por su presidente, José Luis Bustillo, con la que ha mantenido un encuentro.

En la reunión, los miembros de la Cofradía han planteado, en relación con las operaciones del dragado del puerto, los lugares que presentan mayor dificultad, como el caso concreto de la dársena.

Las obras que se están ejecutando consisten en la construcción de un nuevo edificio que albergará la lonja y la Cofradía de Pescadores

Tras escucharles, Mazón se ha comprometido a conseguir una ampliación del calado de, al menos, cuatro metros y medio, en las zonas de descarga del puerto, que es el lugar donde, según ha explicado, se concentra "la mayor operatividad".

Y en relación al cambio en la bocana de entrada al puerto de Colindres que se va a plantear, Mazón ha defendido que "va a ser muy favorable" en un futuro, tanto para el dragado como para la propia maniobrabilidad de los barcos.

En el encuentro se ha analizado el estado de ejecución de las obras de la nueva lonja que, según Mazón, "marchan a muy buen ritmo", según ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria.

Las obras que se están ejecutando consisten en la construcción de un nuevo edificio que albergará la lonja y la Cofradía de Pescadores, un proyecto de casi 1,9 millones de euros.

Además, en la reunión también se han abordado cuestiones relacionadas con la operatividad y la ordenación del propio puerto y la Consejería se ha comprometido a impedir que los coches interfieran o estorben las maniobras operativas de los pesqueros.

Comentarios