viernes 06.12.2019
POLÍTICA

Comienza la fuga de representantes del PP de Cantabria tras la derrota de Diego

Los cuatro concejales del partido en el Ayuntamiento de Limpias, afines al expresidente, abandonan el grupo popular por “desacuerdo” con Buruaga, pero mantienen sus actas.

La guerra en el partido llega al Parlamento y Van den Eynde no dimitirá del cargo de portavoz de un grupo parlamentario en el que hay una “mayoría muy holgada” a favor de Diego.

Génova da por válida la victoria de la ya nueva presidenta del PP de Cantabria.

María José Sáenz de Buruaga e Ignacio Diego
María José Sáenz de Buruaga e Ignacio Diego

Los cuatro concejales del PP de Cantabria en el Ayuntamiento de Limpias, afines al expresidente de la formación Ignacio Diego, han decidido abandonar el partido y renunciar como ediles del grupo popular por “desacuerdo” con la nueva Dirección del partido, liderada por María José Sáenz de Buruaga, pero mantendrán sus actas de concejal y pasarán a ser no adscritos. Comienza así la fuga de representantes del PP de Cantabria tras la derrota de Diego frente a Buruaga en el congreso del pasado sábado 25. Así, la amenaza de reeditar la escisión de Hormaechea sigue viva.

Los ediles, que han comunicado su decisión mediante un escrito dirigido este martes al Registro del Ayuntamiento, han manifestado su “desacuerdo con algunos episodios del proceso de elección interna a la Presidencia del partido”, así como su “total rechazo a las presuntas malas prácticas que se han denunciado durante el proceso”. “No es una cuestión de quiénes, sino de cómo. En nuestra opinión, consideramos que no todo vale en política. En ocasiones, nosotros mismos hemos sufrido este tipo de hechos. Sabemos lo que se siente. No estamos de acuerdo en la utilización de descalificaciones y medias verdades con el único objetivo de alcanzar el poder. Es algo que no compartimos con algunos miembros de la recientemente elegida nueva Dirección”, han señalado.

Por ello, han explicado en un comunicado que creen que “lo más coherente” por su parte es abandonar el partido –aunque fuentes del PP han asegurado que “el único que es afiliado” a la formación es el hasta ahora portavoz del grupo popular, German Alquequi– y el grupo popular. No obstante, han anunciado que mantendrán sus actas de concejal “para seguir trabajando por el municipio y sus vecinos”, que son “a quienes se deben” tras las elecciones municipales de 2015. Así, los cuatro concejales han mostrado su disposición a atender a aquellos vecinos y votantes que se acerquen a ellos para “resolver cualquier duda que tengan respecto a este tema”.

Mientras tanto, la guerra en el PP de Cantabria ha llegado ya abiertamente al Parlamento autonómico, y el portavoz del PP en el Legislativo, Eduardo Van den Eynde, también afín a Ignacio Diego, ha asegurado que no dimitirá de su cargo, aunque ha recordado que éste está “reglamentariamente” a disposición del grupo parlamentario, que puede cambiarle “cuando quiera” éste. Así lo ha afirmado Van den Eynde en declaraciones realizadas a este martes tras la reunión ordinaria del grupo parlamentario, en la que también han participado Buruaga y Diego, que son parlamentarios, y otros miembros del grupo. Van den Eynde ha señalado asimismo que en el grupo popular hay una “mayoría muy holgada” de parlamentarios que estaban a favor de la candidatura de Diego.

Génova da por válida la victoria de Buruaga

Fuentes de la dirección estatal del PP da por “cerrado” el congreso del partido en Cantabria, donde Buruaga, hasta ese momento ‘número dos’ del partido, arrebató el sábado por cuatro votos el liderazgo de la formación de Ignacio Diego, que lo ha presidido durante 13 años. Génova considera que los 14 congresos autonómicos celebrados hasta ahora han tenido lugar en un clima de “normalidad” y con “debate de personas” pero “sobre todo de ideas”, según dijo este lunes el coordinador general del partido, Fernando Martínez Maíllo, al término de la reunión del Comité de Dirección.

Aunque Diego ha aceptado los resultados del congreso, algunos compromisarios y afines han cuestionado el proceso. De hecho, el Juzgado de Instrucción nº 1 de Santander recibió este lunes la denuncia de un delegado sobre presuntas irregularidades en el proceso de votación. El denunciante asegura que en el momento de ir a votar el pasado sábado observó irregularidades, tales como que “han anotado a mano a dos personas que a su vez han votado” y que a su juicio carecían de acreditación como compromisarios.

Comentarios