jueves 17.10.2019
CANTABRIA

Consumidores exige a Sanidad que solucione la “permanente masificación” de las Urgencias de Valdecilla

Entrada de Urgencias de Valdecilla
Entrada de Urgencias de Valdecilla

Unión de Consumidores de Cantabria (UCC) ha solicitado a la Consejería de Sanidad que "actúe con rapidez" para resolver la "permanente masificación" del servicio de Urgencias del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, una situación que hace pensar a UCC que el servicio "prácticamente no ha cambiado en treinta años e incluso ha ido a peor".

La asociación reclama una asistencia "digna" a los usuarios, sin las "esperas mayúsculas de cuatro y seis horas a pie firme -que refieren algunos usuarios-, ni pacientes hacinados en pasillos y salas".

"No hablamos de una emergencia puntual que colapsa el servicio sino de imágenes habituales y cotidianas de enfermos hacinados en salas y pasillos, compartiendo gérmenes y doliéndose a la vista de todos, sin ninguna intimidad", ha denunciado el coordinador de la asociación, Francisco Bautista.

UCC denuncia que las Urgencias de Valdecilla "viven una situación de crisis permanente"

"La realidad que sufren los pacientes es una masificación peligrosa para su salud y degradante respecto a los derechos a la propia dignidad e intimidad que les otorga la ley como usuarios de un servicio público de salud", ha considerado.

Ante las quejas recibidas, Unión de Consumidores de Cantabria registró el 11 de mayo un escrito en la Dirección General de Atención y Ordenación Sanitaria de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria del que ha informado este martes.

En él solicita que se resuelva la saturación cotidiana del servicio de Urgencia y se facilite una asistencia sanitaria digna a los cántabros. Además, la asociación quiere saber cuáles son los protocolos de atención y las normas generales o particulares que afectan al servicio.

UCC denuncia que las Urgencias de Valdecilla "viven una situación de crisis permanente". "La imagen habitual del servicio de Urgencia -argumenta el escrito registrado en Sanidad- se parece más a una situación de guerra, o de emergencia ante una catástrofe, que al trato digno que cualquier ciudadano puede razonablemente esperar en nuestro país".