Miércoles 22.05.2019
SUANCES

Cs denuncia ante la Fiscalía al alcalde de Suances por ejecutar un aparcamiento sobre un yacimiento arqueológico

Coordinadora de Ciudadanos (Cs) Suances, Ruth Pérez
Coordinadora de Ciudadanos (Cs) Suances, Ruth Pérez

Ciudadanos (Cs) ha denunciado ante la Fiscalía al alcalde de Suances, el socialista Andrés Ruiz Moya, por un posible delito contra el patrimonio al haber seguido adelante con la obra del aparcamiento de la 'Huerta de Quintana' "a sabiendas" de que se ejecutaba sobre un yacimiento arqueológico de la época romana y medieval.

Según se indica en la denuncia, consultada por Europa Press, Ruiz Moya, que además de alcalde es concejal de Obras y Urbanismo, "a sabiendas" de la existencia de un yacimiento arqueológico de época romana, tomó la decisión de proceder, "sin protección ni cautela alguna", a explanar el yacimiento con el fin de construir un aparcamiento en superficie. En la denuncia, interpuesta este viernes por la coordinadora de Ciudadanos (Cs) Suances, Ruth Pérez, se afirma también que Ruiz Moya, conocía "antes" de decidir construir dicho aparcamiento que éste se iba a ejecutar en el yacimiento arqueológico. 

Así, señala que el yacimiento "consta perfectamente identificado" y se haya inscrito en el Inventario Arqueológico Regional (INVAC) en el Servicio de Patrimonio de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria.  También afirma que, además de en la documentación de la Consejería de Cultura, figura en los propios archivos del Ayuntamiento. 

Se indica que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio "recoge específicamente la existencia del yacimiento" y figura como "elemento protegido" de la norma urbanística de edificios y yacimientos catalogados y se aporta una copia en la denuncia del mismo, en la que se señala que está calificado como "importante yacimiento Romano y Medieval, origen de la villa". 

En este documento aportado del Catálogo sobre el yacimiento se señala, como medidas de protección, que quedan prohibidas "cualquier actividad extractiva en el perímetro" del mismo y "cualquier actividad erosiva producida por el hombre en el núcleo del yacimiento que no couente con la autorización y contro de la Consejería de Cultura". En las observaciones de este documento se indica que "la extensión del yacimiento no conocía con exactitud", aunque se señala que está en la zona de la Iglesia y los alrededores".

En la denuncia se sostiene que, "a pesar de ello, motivados por su afán de inaugurar el aparcamiento, y posiblemente beneficiar los intereses de un establecimiento de hostelería cercano, con relaciones familiares con miembros del equipo de gobierno municipal, tomó la decisión de acometer la obra".

A juicio de Cs, con esta actuación "incumplió" no sólo lo prevenido el propio PGOU, sino también la Ley de Patrimonio Cultural de Cantabria, que establece en uno de sus artículos que "las zonas, solares o edificaciones en que se presuma la existencia de restos arqueológicos o paleontológicos o a instancia de la Administración, el propietario o promotor de las obras que se realicen deberá aportar un estudio arqueológico con anterioridad a su inicio donde se evalúe el impacto que pueda tener el proyecto sobre el patrimonio arqueológico". "En este caso no es que se presumiera la existencia de restos arqueológicos, sino que se sabía perfectamente que sí existían", se asevera en la denuncia, en la que se afirma que, pese a ello, y "por su interés en despreciar absolutamente el ordenamiento jurídico para obtener sus fines", "ni encargaron ni aportaron informe arqueológico previo alguno, ni tampoco comunicó nada a la Consejería de Cultura".

En la denuncia, se mantiene que la actuación de Ruiz Moya "produjo daños efectivos en el yacimiento" y la "desaparición" de elementos del mismo, algo que --dice-- está acreditado por la intervención que a posteriori ordenó la Consejería. Se relata en la denuncia que la intervención de la Consejería se produjo, a raíz de una publicación periodística de una entidad conservacionista, que denunciaba el hecho. Además, explica que, tras esta información, la Consejería hizo actuar al Servicio de Patrimonio Cultural, que inició la denominada 'Actuación de Urgencia a causa de obra de aparcamiento en el entorno del yacimiento de Huerta de Quintana' y ordenó entonces la realización de un estudio arqueológico previo, y el seguimiento arqueológico continuo de todas las remociones de tierras que se efectuaran en el proyecto.

Sin embargo, Cs sostiene en que, en ese momento, en que se decide actuar por la Consejería "ya daba igual" porque "la obra estaba prácticamente terminada". "Lo de actuación de urgencia, hay que tomarlo a título de sarcasmo, pues no es hasta el día 11 de octubre cuando la información se remite al Ayuntamiento de Suances", se afirma en la denuncia. Y es que se apunta en la denuncia a que cuando se encarga el informe, la obra está "prácticamente culminada, y queda momentáneamente suspendida mientras se elabora aquél". Y sobre los resultados de ese estudio, se relata que cuando los arqueólogos que llevaron a cabo el estudio realizaron una "pequeña excavación en un área limitada de 19 metros cuadrados", los restos del yacimiento afloraron "sin necesidad de alcanzar la profundidad" porque "están en superficie".

Además, en la denuncia, se explica que los arqueólogos autores del informe aludieron a que por los materiales hallados "resulta patente que lo tapado por el aparcamiento de Suances es una urbe romana" y que "dada la gran cantidad y riqueza de lo examinado" en estos 19 m2 "lo probable es que sea el mayor yacimiento romano de Cantabria".

Desde Cs se relata que, tras estas conclusiones de los arqueólogos, desde el Servicio de Patrimonio Cultural del Gobeirno de Cantabria se propuso que el yacimiento "sea excavado o bien cubierto de nuevo, con las garantías necesarias para asegurar su conservación y bajo seguimiento arqueológico, quedando como área de reserva para investigaciones futuras". También se indica que, posteriormente, en diciembre, desde Cultura se concluyó que la recomendación de excavar el yacimiento "no era la opción más indicaba" y apostó por que el yacimiento fuera cubierto, con lo que se pudo acabar el parking, aunque con la instrucción de la Consejería de no utilizar marquinaria pesada y de que solo fuera usado por turismos, no por camiones.

En la denuncia, se solicita que se proceda a abrir las diligencias correspondientes para esclarecer los hechos y se ordenen las diligencias de investigacion "oportunas y adecuadas a la natualeza de los posibles delitos" y a su "gravedad" y, en su caso, ejercite las acciones penales oportunas contra todas aquellas personas que pudieran ser responsables de hechos susceptibles de ser calificados penalmente.

Tras registrar ante la Fiscalía la denuncia, la coordinadora de Ciudadanos (Cs) Suances, ha opinado que la actuación del alcalde es "una barbaridad se mire por donde se mire". A su juicio, en el momento en el que Ruiz Moya "dio luz verde a que continuase la obra del parking" ya se habían encontrado "indicios suficientes" que obligaban a paralizar lo que considera un "atropello" al patrimonio. "Había evidencias de sobra como para determinar que en la Huerta de Quintana había existido un asentamiento romano", ha subrayado.
 

Comentarios