Viernes 14.12.2018
MEMORIA

Denuncian que la Consejería de Cultura, del PSOE, ha editado un libro que sostiene que “durante toda la II República el papel golpista del PSOE es bien notable”

“Son las tesis de Pío Moa”, advierten fuentes de las asociaciones de memoria histórica.

Francisco Fernández Mañanes y María José Lanzagorta, durante la presentación del libro
Francisco Fernández Mañanes y María José Lanzagorta, durante la presentación del libro

Fuentes de las asociaciones de memoria histórica han denunciado, en declaraciones a eldiariocantabria, que la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria PRC/PSOE, que dirige Francisco Fernández Mañanes (PSOE), ha editado un libro que sostiene afirmaciones como que “durante toda la II República el papel golpista del PSOE es bien notable” o que las elecciones de febrero de 1936 fueron un fraude y que quien las ganó en realidad no fue el Frente Popular sino los ultraderechistas de la CEDA. Se trata del libro Que permanezcan en nuestra memoria, de la historiadora María José Lanzagorta, que el consejero de Cultura presentó junto a su autora el pasado 31 de mayo. “Otra cosa que sostiene el libro es que la enseñanza laica durante la II República contraviene la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero por esa regla de tres según ella la República francesa lleva años violando los Derechos Humanos”, aseguran las mismas fuentes. “Son las tesis de Pío Moa”, basadas a su vez “en revisionistas como Stanley G. Payne, cuyas teorías han sido echadas abajo por historiadores del prestigio de Ángel Viñas, catedrático emérito de la Universidad Complutense y especialista en la Guerra Civil”, advierten las mismas fuentes, que prefieren pensar que en la Consejería de Cultura “no leyeron a fondo el libro cuando decidieron apoyarlo” aunque también consideran que “alguien debería haber repasado todo eso antes de lanzarse a imprimirlo”.

“Habla del balneario de Crocante en lugar de Corconte y contiene una foto de Bedoya pero dice que es Juanín”

Y es que el libro también está “lleno de erratas e incluso faltas de ortografía”. Como ejemplo de las primeras ponen que “habla del balneario de Crocante en lugar de Corconte” o que “contiene una foto del guerrillero antifranquista Francisco Bedoya pero dice que es otro guerrillero antifranquista: Juan Fernández Ayala” (Juanín). Y como ejemplo de las segundas, que Matilde Zapata fue “echa prisionera” –sin hache y por dos veces–, que no se había derramado “una jota de sangre” –esto, en la contraportada– o “hemiplegia con g”. “Y esto es sólo una pequeña muestra; no sabemos quién se lo habrá corregido pero no ha hecho bien su trabajo, es deplorable”, advierten las fuentes de las asociaciones de memoria histórica, que destacan que además “el libro no tiene índice, con lo cual es imposible buscar nada”.

Francisco Fernández Mañanes y María José Lanzagorta presentaron el libro el pasado 31 de mayo. El consejero aseguró que este tipo de publicaciones son necesarias y una “exigencia” que apela no sólo a las instituciones sino también a la ciudadanía, pues “tenemos una deuda con aquellos que sufrieron los rigores de la represión, pero esa deuda es aún más sangrante con las mujeres, doblemente discriminadas por su género y sus ideas”. Y mostró su confianza en que con la publicación de Que permanezcan en nuestra memoria, “los nombres de esas miles de mujeres que murieron o sufrieron por sus ideas entren a formar parte, con el peso y la importancia que se merecen, en el relato de nuestra historia”. Por su parte, la autora explicó que miles de mujeres sufrieron la violencia franquista y que la Falange fue el brazo ejecutor que represalió a tantas mujeres que “no habían cometido más delito que estar dentro de un régimen que era legal en su momento” y reconoció que fue “mucho peor” la posguerra que la propia Guerra Civil. “Las cárceles estaban repletas de mujeres, alguna de ellas analfabetas o dedicadas al campo, que no entendían de vencedores y vencidos pero que a través de su paso por la prisión supieron lo que era la miseria, la tortura, la humillación, el hambre y todo tipo de penurias”, añadió.

Comentarios