martes 07.04.2020
MIGRACIONES

Desarticulada una organización que desplazaba a inmigrantes irregulares hacia Reino Unido desde Santander y otros puertos

Imagen de una de las detenciones practicadas en la operación
Imagen de una de las detenciones practicadas en la operación

La Guardia Civil ha desarticulado una organización delictiva de origen albanés dedicada a favorecer la inmigración irregular hacia Reino Unido desplazando de forma clandestina a migrantes, a través de los ferries y buques que parten de los puertos repartidos por la cornisa cantábrica y el litoral mediterráneo, entre ellos el de Santander, según ha informado el Ministerio del Interior. En la operación se ha procedido a la detención de nueve personas (ocho de nacionalidad albanesa y uno de nacionalidad brasileña), y se han realizado 11 registros donde se han intervenido números dispositivos telefónicos e informáticos, tarjetas bancarias, tarjetas de remesadoras de dinero y varios documentos de identidad y pasaportes de distintas nacionalidades e identidades.

Los embarques los realizaban como polizones en tráileres, contenedores, caravanas, habitáculos en interior de buques y maleteros de los vehículos estacionados en el aparcamiento restringido de las navieras o partiendo de camiones estacionados en áreas de descanso próximas a los Puertos

La operación se inició a principios de 2018, cuando los agentes detectaron un aumento considerable de ciudadanos de origen albanés que pretendían embarcar clandestinamente con destino al Reino Unido, utilizando para ello plataforma de ferris y buques que partían principalmente del Puerto de Santurtzi y otros del litoral cantábrico como el de Santander. Según ha explicado hoy el Ministerio del Interior, "dados los antecedentes existentes sobre esta problemática, y toda vez que España resultaba un país de tránsito previo a su destino final, en una primera fase de las investigaciones se concluyó que, por el creciente y elevado número de personas localizadas, debía existir una estructura delictiva organizada que estaría detrás". Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron constatar que esta organización estaría compuesta por dos células, una operando en Bilbao, Barakaldo y Sestao, y otra que estaría actuando en otras provincias para proporcionar a los migrantes, bien desde Albania o a través de contactos con intermediarios residentes en campamentos establecidos en las proximidades portuarias de Santurtzi, la infraestructura necesaria para subsistir en territorio español hasta ser conducidos finalmente para su embarque clandestino. Estos embarques los realizaban como polizones en tráileres, contenedores, caravanas, habitáculos en interior de buques y maleteros de los vehículos estacionados en el aparcamiento restringido de las navieras o partiendo de camiones estacionados en áreas de descanso próximas a los Puertos, a la espera de embarcar en los ferries que partían hacia Reino Unido. Los puertos utilizados por la organización han sido los de Santander, Vigo, Ferrol, Ribadeo, Gijón, Avilés, Pasajes y, finalmente, Valencia y Castellón. Desde el Ministerio del Interior han destacado el funcionamiento de estas organizaciones, ya que "adquiere especial relevancia el riesgo para la vida o integridad física del migrante en las distintas fases de ocultamiento para el favorecimiento de la inmigración irregular que llevan a cabo". A los nueve detenidos se les imputa un supuesto delito continuado contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, delito contra el patrimonio y el orden socioeconómico, falsedad documental y contra la salud pública, derivadas del uso de tarjetas de crédito supuestamente sustraídas, robo de gasoil, robo en interior de viviendas y de la gestión y administración de plantaciones de marihuana para su posterior comercio.

Durante el transcurso de la investigación han colaborado en el intercambio de información la NCA (NationalCrime Agency) británica, la Policía Nacional Francesa y EUROPOL. La investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Información de la Comandancia de Vizcaya, junto con la Jefatura de Información de la Guardia Civil y los Grupos de Información de las Comandancias de Gipuzkoa, Cantabria y Castellón y ha estado dirigida por el Juzgado de Instrucción número 3 de Barakaldo y por la Fiscalía Provincial de Vizcaya.

Comentarios