Martes 25.09.2018
MEDIO AMBIENTE

Ecologistas denuncian las labores de riego asfáltico en Monte Corona, en pleno Parque Natural de Oyambre, y exigen su suspensión

Asfalto en Monte Corona, en pleno Parque Natural de Oyambre
Asfalto en Monte Corona, en pleno Parque Natural de Oyambre

Ecologistas en Acción (EA) Cantabria y otras organizaciones ecologistas presentes en el Patronato del Parque Natural de Oyambre han denunciado las labores de riego asfáltico que se vienen realizando en Monte Corona –concretamente, entre el pueblo de Rioturbio y el puente sobre el regato Richurichas–, en Pleno Parque Natural, y han exigido su inmediata suspensión.

“No ha sido objeto de información alguna ni de evaluación de impacto ambiental y tampoco ha recibido el informe preceptivo del Patronato”

El miembro de EA y representante de las organizaciones ecologistas en el Patronato del Parque Natural de Oyambre, Emilio Carrera, ha denunciado en un escrito que dicha obra “no forma parte de ningún plan concreto, no ha sido objeto de información alguna ni de evaluación de impacto ambiental y tampoco ha recibido el informe preceptivo del Patronato”. Además, ha destacado el “negativo impacto” que dicha obra introduce en un paraje con un “alto grado de naturalidad” que según el miembro de EA verá alterados sus valores ambientales y paisajísticos, al “distorsionar” las perspectivas y texturas tradicionales, intensificar la contaminación atmosférica y acústica, perjudicar la biodiversidad y seguridad de la fauna, aumentar los efectos de la escorrentía y drenajes superficiales y disminuir la capacidad de esponjamiento de los terrenos. Unos impactos que según los ecologistas podrían ser evitados manteniendo el firme de los caminos mediante labores manuales de rebacheamiento ocasional, la compactación del relleno previo o la mejora de las regateras y grietas utilizando “todo-uno” y renunciando a maquinaria pesada y riegos asfálticos.

Los ecologistas también han advertido del “peligro” que encierran este tipo de actuaciones como precedente para extender el riego asfáltico por toda la red de caminos de Monte Corona hacia San Antonio, San Esteban, Canales, La Hayuela, Caviedes y la cuenca del regato de Navas del Rey, dentro del “despilfarro” que a su juicio encierran unas labores que resultan mucho más baratas y respetuosas mediante el puntual arreglo del deterioro del firme con materiales más blandos y tradicionales. Junto a ello, han apuntado la necesidad de que Monte Corona, una de las áreas boscosas “más densas y singulares” del espacio protegido, sea objeto de un tratamiento integral para garantizar su conservación o restaurar, donde sea oportuno, sus características naturales.

Denuncian la instalación indiscriminada de “estridentes y estandarizadas” biondas metálicas en una de las rutas de entrada al monte

Además, han denunciado la “degradación” del paisaje que ha supuesto, en una de las rutas de entrada a Monte Corona –en el contacto de la ría y marismas de La Rabia con el monte, entre Rubárcena y Rioturbio– la instalación indiscriminada de “estridentes y estandarizadas” biondas metálicas que rompen la continuidad y limpieza de las perspectivas que se contemplan desde una carretera que discurre también por el interior del Parque Natural y a través del denominado Puente Republicano.

Declarado Parque Natural en 1988, Oyambre tiene una extensión de 5.758 hectáreas en las que se combinan diferentes ecosistemas: rías, playas, marismas, dunas, acantilados y masa forestal. A este último ecosistema pertenece precisamente Monte Corona, que se encuentra en el límite suroeste del Parque Natural y en el que se entremezclan robles, fresnos, avellanos, acebos y castaños, formando un medio de gran riqueza ecológica y paisajística.

Comentarios