viernes 14/8/20
INDUSTRIA

Emerita Resources, la empresa que sigue engañando contra viento y marea

El Gobierno de Cantabria deniega el Permiso de Explotación del Proyecto SOLIA a Emerita Resources tras el incumplimiento flagrante de los compromisos adquiridos en el Permiso de Investigación SALIA.

Un simple vistazo a su web muestra la primera mentira respecto al plazo del Permiso de Investigación del SALIA, donde especifica que son tres años prorrogables, cuando en el concurso se presentó con una propuesta que limitaba el plazo a 13 meses.

El consejero de Industria, Francisco Martín (izq.), y el presidente de Emérita Resources, Joaquín Merino (der.), durante la presentación del proyecto de la mina de Zinc
El consejero de Industria, Francisco Martín (izq.), y el presidente de Emérita Resources, Joaquín Merino (der.), durante la presentación del proyecto de la mina de Zinc

Apenas un mes antes de finalizar el plazo de 13 meses del proyecto de Investigación SALIA adjudicado a Cantábrica de Zinc, la empresa formada por Emerita Resources y dos empresas que actuaron como socios locales, sus apoderados acudían de nuevo a las oficinas del Gobierno de Cantabria a solicitar el Permiso de Explotación SALIA. Todo ello, habiendo incumplido todas y cada una de las cláusulas del contrato con el que obtuvieron el Permiso de Investigación, en el que se comprometieron a invertir 17 millones de euros en 146 perforaciones y de los que únicamente se han hecho 6 con una inversión de 1.200.000 que ha corrido a costa de los socios locales.

El criterio negativo a otorgar esta solicitud ya fue anunciado por el Gobierno de Cantabria cuando el consejero de Industria, Francisco Martín, respondía a sendas interpelaciones de Ciudadanos y VOX sobre este tema en el Parlamento de Cantabria.

El fondo ha venido recogiendo tareas de investigación, prospección y gestión de muchas zonas y criaderos de España

Pero lo que sabemos ahora es que Cantábrica de Zinc, con Joaquín Merino a la cabeza, utilizó como propio el contenido del Fondo Mina de Reocín. Para justificar la solicitud del Permiso de Explotación usaron los contenidos de este Fondo, hecho que es recogido en el informe por el que se les deniega este Permiso.

El entonces consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, suscribió un convenio con la UC para realizar los trabajos relativos a este Fondo Minero de Reocín, con una aportación de la Consejería de 81.200 euros, al que posteriormente se le añadieron documentos procedentes del Museo de Asturiana de Zinc para exponerlo en la Escuela de Minas.

El fondo incluye documentación de esta mina tan emblemática, gestionada por dos grandes empresas, la Real Compañía Asturiana de Minas (1856-1980) y Asturiana de Zinc (1981-2003). Según ha manifestado Martín, dado que era la explotación minera más importante de ambas compañías, el fondo ha venido recogiendo tareas de investigación, prospección y gestión de muchas zonas y criaderos de España. Se guardan registros de todo ello, ampliando su interés hacia una vertiente nacional e internacional.

Todo el aporte documental que ha hecho Cantábrica de Zinc S.L. es una copia de los archivos depositados en la Escuela de Minas

Este legado documental recoge la memoria de la mina como explotación y proporciona un amplio panorama de la investigación geominera española. Destaca su inventario de laboreo y técnicas mineras clásicas, y pone al alcance de la sociedad una muestra de la bibliografía minera española e internacional del siglo XX. El fondo está organizado en 833 volúmenes de copiadores y registros, 842 cajas sobre investigación y explotación geológica, 20.000 mapas y planos, además de proyectos y otros documentos, así como una bibliografía impresa, seriada, monográfica y especial de 945 volúmenes de revistas y 1.100 libros.

Ahora sabemos que todo el aporte documental que ha hecho Cantábrica de Zinc S.L. es una copia de los archivos depositados en la Escuela de Minas. Tanto el proyecto para el Permiso de Investigación como para la posterior solicitud del Permiso de Explotación SOLIA, sin que hasta la fecha hayamos conocido aportación propia de Emerita Resources, lo que vendría a reafirmar lo que es un clamor en el sector minero español y mundial, "no hay mineros, sólo un fondo de inversión que se ha creído las mentiras de Merino y compañía".

Comentarios