domingo 25/10/20
MENORES

FAPA pide al Gobierno autonómico y los ayuntamientos medidas para acabar con la proliferación de locales de apuestas: “Que se pongan las pilas sin más dilación”

casaapuestas
Local de apuestas

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado de Cantabria (FAPA) ha pedido al Gobierno de Cantabria y a los ayuntamientos de la comunidad autónoma que tomen medidas para acabar con la proliferación de locales de apuestas en Cantabria y ha expresado su preocupación por el anuncio de tres aperturas en los barrios santanderinos de Cazoña y El Alisal, que "ha disparado la consternación de las familias" por su proximidad a centros educativos. En un comunicado, FAPA ha señalado que aunque "gran parte" de las competencias en este asunto son de carácter estatal y su confederación, CEAPA, ya ha pedido una legislación "mucho más restrictiva", también existen competencias autonómicas y municipales en lo referente a la apertura de estos locales, por lo que ha exigido tanto al Gobierno autonómico como a los ayuntamientos que "se pongan las pilas en este tema sin más dilación".

La federación cree que son necesarias más medidas en una comunidad autónoma que ya cuenta con cerca de 40 establecimientos de este tipo

La reciente modificación de la Ley del Juego autonómica para ampliar la distancia tanto entre estos locales como con los centros educativos o unidades de salud mental es "un primer paso" para la federación, que no obstante cree que son necesarias más medidas en una comunidad autónoma que ya cuenta con cerca de 40 establecimientos de este tipo. Por ello, ha instado a las Administraciones a que tomen "todas las medidas posibles" para acabar con la proliferación de estos locales, así como a restringir "todo lo legalmente posible" su funcionamiento, aumentar los controles –especialmente en lo que se refiere a la entrada de menores– y no renovar las licencias del sector cuando caduquen. En este sentido, en los próximos días la federación remitirá escritos tanto al Gobierno de Cantabria como a los distintos ayuntamientos para pedir "que se pongan a trabajar en este sentido".

 

Según un estudio de la Dirección General del Juego, un 36% de las personas adictas al juego se inició en esta práctica siendo menor, un dato "alarmante" para FAPA, que también considera que la "constante publicidad" de este sector, contando con deportistas de primer nivel, unida a las ofertas de dinero gratis para apostar o de bebidas baratas en estos establecimientos, "se convierten en una tentación difícil de salvar para muchos jóvenes".

El Gobierno cántabro reconocía ayer que al menos dos salas de juego se instalarán cerca de colegios en Santander porque tenían autorización antes del endurecimiento de la ley.

Comentarios