sábado 27/2/21
POLÍTICA

El fiscal renuncia a la declaración de Mantecón en el juicio por su expulsión de Ganemos

juiciomantecon
Una imagen del juicio por la expulsión de Ganemos de Antonio Mantecón

A pesar de que estaba previsto, Antonio Mantecón, el concejal no adscrito de Santander demandante en el juicio por su expulsión de Ganemos, no ha prestado declaración en este juicio celebrado este jueves, porque el Ministerio Público, representado por el ex fiscal superior Ignacio Tejido, ha renunciado a su declaración durante la vista. El juicio, que ha durado casi cuatro horas, ni siquiera ha quedado visto para sentencia, puesto que la juez ha permitido, con carácter excepcional y a petición del abogado de Mantecón, que las partes presenten sus conclusiones por escrito. El abogado de Mantecón ha tratado de demostrar que Ganemos sólo pretendía acceder a los fondos públicos del grupo municipal y ha alegado que por eso el expediente informativo de Mantecón estuvo “paralizado cuatro meses” y se reactivó tras la modificación del reglamento que permitió a Ganemos Santander Sí Puede y a Cs formar sendos grupos municipales con dos concejales cada uno.

A solicitud de la parte demandante han declarado el expresidente de Ganemos, Emilio Vera; el actual representante legal, Ángel Luis Conejo; el primer teniente de alcalde, César Díez (PP), el portavoz del PSOE, Pedro Casares, el secretario general del Ayuntamiento, José María Menéndez, y el interventor, Ignacio Gómez. También han declarado José Gabriel Lastra, Silvia Castillo, Roberto Mazorra y Susana Ruiz, de Santander Sí Puede; los dos últimos fueron nombrados por Mantecón como personal eventual y despedidos tras su cese.

Ganemos solo ha llamado a declarar a Julián de Fabián y a la concejal Tatiana Yáñez, quien ha denunciado que sufrió coacciones y “amenazas” de Mantecón a través de Facebook e incluso daños en su vehículo, que ha relacionado directamente con la expulsión de aquél. “Sí, tiene relación una cosa con otra”, ha dicho a preguntas del fiscal. Julián de Fabián, miembro fundador de Ganemos e instructor del expediente que se saldó con la expulsión de Mantecón, ha declarado este jueves en el juicio que ni Ganemos “ni ninguna organización aceptaría que ningún cargo electo se monte su propio chiringuito y desvíe hacia allá la voluntad popular”, como en su opinión pretendía hacer el ahora edil no adscrito. “En sí mismo es motivo más que suficiente para la expulsión”. Así lo ha afirmado en el juicio derivado de la demanda que Mantecón interpuso contra Ganemos por vulneración de derechos fundamentales.

Durante la vista ha quedado claro que ni Mantecón ni ningún miembro de la candidatura de Ganemos Santander Sí Puede en las municipales de 2015 eran afiliados a Ganemos, y que Santander Sí Puede “se registró como partido político mucho después”. Esto último lo ha certificado el secretario del Ayuntamiento, quien ha explicado que la expulsión de un cargo electo del partido por el que fue proclamado concejal “conlleva automáticamente la expulsión del grupo municipal”, porque “legalmente” así lo recoge el artículo 77 de la Ley de Bases de Régimen Local. Por eso no hubo un acto administrativo como tal, sino que simplemente se dio cuenta al Pleno de la expulsión del que hasta ese momento era portavoz de Ganemos, lo que conllevó su pase a la condición de concejal no adscrito, así como la pérdida de todos los recursos del grupo municipal, como auxiliares y medios económicos y materiales. Los representantes de Santander Sí Puede se han quejado de esta circunstancia, porque una dación de cuenta, al contrario que una resolución, no admite impugnación ni –en consecuencia– la presentación de un recurso contencioso administrativo, como el que promovieron Roberto Mazorra y Susana Ruiz contra el Ayuntamiento cuando se acordó su cese como personal eventual a petición de Tatiana Yáñez.

Al juicio han acudido como público para apoyar a Mantecón representantes de Ganemos Camargo y el concejal de dicho municipio Marcelo Campos, que también fue expulsado de Ganemos y que perdió la demanda que interpuso contra la formación.