jueves 22/10/20
JUSTICIA

El Gobierno cántabro se personará como acusación popular en la muerte por violencia de género en Santander

La familia de la joven ha aceptado el ofrecimiento del Ejecutivo
Cordón policial en las inmediaciones del descampado donde aparecieron los restos
Cordón policial en las inmediaciones del descampado donde aparecieron los restos

El Gobierno de Cantabria se personará como acusación popular en la causa por la muerte por violencia de género de Nancy Paola Reyes, la joven de origen guatemalteco y residente en Ciudad Real, cuyos restos aparecieron la semana pasada en bolsas de basura en Santander.

Así ha anunciado el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, que ha indicado que la familia de la joven ha aceptado el ofrecimiento del Gobierno de Cantabria, a través de la Dirección General de Igualdad y Mujer, de personarse en los juicios de los procedimientos penales, acogiéndose a la posibilidad prevista en el artículo 18 de Ley de Cantabria 1/2004, de 1 de abril, Integral para la Prevención de la Violencia Contra las Mujeres y la Protección a sus Víctimas.

En ese artículo se establece que la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria, a través de la Dirección General del Servicio Jurídico, previa evaluación de los hechos por parte de la Consejería competente en materia de la Mujer y a requerimiento expreso de ésta y, también previo informe de viabilidad del Servicio Jurídico, ejercerá la acción popular en la forma y condiciones establecidas por la ley en procedimientos penales por violencia de género "en toda su extensión, en que por las secuelas de la misma se produzca la muerte, lesiones graves o incapacitación definitiva de la víctima".

Zuloaga ha informado que el requerimiento se ha trasladado ya desde la Dirección General de Igualdad y Mujer a los servicios jurídicos del Gobierno para que, previo informe de la viabilidad jurídica, ejerza la acción popular en los procesos penales correspondientes contra el presunto asesino de la joven.

HECHOS

El hallazgo del cuerpo de la joven en unas bolsas de plástico en la zona de la Peña del Cuervo de Santander se produjo el día 17 en el marco de una investigación de la Policía Nacional que arrancó el 26 de agosto al recibirse una denuncia de sus hermanos en la Comisaría de Ciudad Real. Entonces, los familiares apuntaban ya como sospechoso a la pareja de la chica, un colombiano de 28 años. Según esta denuncia, ambos residían en Ciudad Real, si bien podrían encontrarse en Santander, localidad a la que se habrían desplazado para pasar unos días.

La inspección ocular en el domicilio donde había convivido la pareja en Santander permitió a la Policía hallar diversos vestigios que indicaban la posibilidad de que se hubiese podido cometer un delito violento. Si bien no se descartó ninguna posibilidad a priori, a medida que la investigación avanzaba fue cobrando más fuerza la hipótesis de que la chica no hubiera desaparecido voluntariamente, sino que pudiera haber sido víctima de su pareja, por lo que los agentes trabajaron para recopilar indicios y pruebas suficientes para comprobar lo sucedido y tratar de reconstruir el proceso seguido por el presunto autor de los hechos.

El hombre fue detenido el 27 de agosto en la Comisaría de Distrito Centro de Madrid cuando acudió para interponer una denuncia por la desaparición de la joven. Una vez puesto a disposición judicial, fue enviado a prisión, donde continúa en la actualidad.

 

Comentarios