Martes 25.09.2018
SUCESOS

Herido un chico de 14 años tras explotar y arder su móvil cuando estaba en clase

Un BQ ha explotado y ardido cuando estaba en el bolsillo de un joven
Un BQ ha explotado y ardido cuando estaba en el bolsillo de un joven

Un chico de Pamplona de 14 años ha resultado herido con quemaduras de primer grado en la pierna después de que el teléfono que llevaba en el bolsillo explotara y ardiera mientras estaba en el instituto, según ha informado Navarra.com 

Los hechos tuvieron lugar este miércoles, cuando de repente el móvil, que no estaba siendo utilizado, comenzó a hacer ruido y a calentarse. En ese momento, una compañera se dio cuenta de que salía humo del bolsillo del pantalón del chico. "Fue todo muy rápido. Para cuando quiso cogerlo se quemó ya en los dedos", ha explicado la madre del menor.

El teléfono en cuestión era un modelo BQ Aquaris U que la familia del menor le había regalado el pasado mes de junio con motivo de su cumpleaños y como primer teléfono.

El chico fue atendido rápidamente por los profesores del centro, que le trasladaron a la Clínica San Fermín, a pocos metros del centro educativo.

"Hemos solicitado el parte médico y nos han aconsejado que pongamos una denuncia ante la policía o en consumo", ha relatado al diario digital anteriormente citado la madre, que pretende poner en conocimiento del fabricante este grave episodio sucedido en Pamplona. "Que no vuelva a ocurrir algo así. Imagina si está cargando por la noche en la mesilla o en otras circunstancias. Podría ser mucho más grave", reflexiona la mujer. 

Posiblemente lo ocurrido tenga que ver con un fallo de la batería, que es la que pudo hacer que el teléfono se calentara de tal forma hasta que prendió. 

"Menos mal que llevaba puestos pantalones vaqueros, que son más resistentes, si no las lesiones hubieran sido mucho peor", analiza la madre.

No es la primera vez que un teléfono de la marca española BQ sufre un fallo tan grave como este. Hace unos meses, otros dos teléfonos ardieron de manera muy similar en el País Vasco. 

“Que arda una batería es muy poco probable. Hablamos de un 0,001%”, aclararon en su momento desde la marca BQ a El Confidencial tras esos dos casos.