viernes 18.10.2019
TURISMO

Los hoteleros achacan la caída de la ocupación hotelera en Semana Santa a la previsión de “mal tiempo”

Potes ha sido uno de los destinos más visitados de Cantabria
Potes ha sido uno de los destinos más visitados de Cantabria

La ocupación hotelera se ha situado este puente de Semana Santa en Cantabria en torno al 80% de media en el conjunto de la región, lo que supone un descenso de aproximadamente diez puntos porcentuales respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando fueron cuatro jornadas festivas, una más que ahora.

Representantes del sector achacan esta caída al "mal tiempo" anunciado en la Comunidad Autónoma para estas fechas, que han coincidido en marzo, mientras que en 2017 fueron en abril. Además, apuntan que ese descenso se ha traducido en unos menores ingresos en los establecimientos hosteleros, de entre un 25 o 30% menos.

Así lo han indicado el director de Cantur, Javier Carrión, y el presidente de los hosteleros, Ángel Cuevas, en declaraciones a diferentes medios radiofónicos, recogidas por Europa Press, en las que ambos han coincidido que los mayores índices de ocupación estos días se han registrado en Santander y en Potes y la comarca lebaniega, que han sido las zonas "estrella" de esta Pascua en Cantabria.

También han señalado los dos a las "malas" previsiones meteorológicas, que anunciaban lluvia, aunque al final "no ha hecho tan mal", como la principal causa del descenso de la ocupación y la consiguiente caída de los ingresos en el sector turístico y hostelero de la Comunidad Autónoma.

"BUENA" AFLUENCIA DE TURISTAS PESE AL "BRUTAL" IMPACTO DE LA PREVISIÓN

Cantabria ha registrado una "buena" afluencia de público en sus principales instalaciones turísticas este puente de Semana Santa a pesar, según el Gobierno regional, del "brutal" impacto que las malas previsiones meteorológicas han tenido sobre posibles visitantes en la Comunidad Autónoma, donde ha hecho mejor tiempo de lo anunciado.

Cabárceno ha acumulado desde el jueves 25.605 asistentes

La gente tiene ganas de venir a Cantabria y lo único que les puede frenar es la climatología", ha manifestado el director de la empresa pública Cantur, Javier Carrión, quien ha definido así la actividad en los recursos gestionados por esta sociedad, dependiente de la Consejería de Turismo, durante estos días de Pascua.

La afluencia ha sido "buena", a pesar del "impacto brutal que las previsiones meteorológicas han tenido en todas las instalaciones de Cantur, situadas en su mayoría al aire libre", ha insistido Carrión, que ha admitido al respecto que a la gente, "como es lógico, le gusta disfrutar de nuestras instalaciones con buen tiempo".

Aun así, el Parque de la Naturaleza de Cabárceno registró el pasado viernes el mayor número de visitantes de los últimos diez años, batiendo todos los récords anteriores de la década, en la jornada que más entradas se venden cada ejercicio. La instalación 'estrella' de Cantur acumula desde el jueves 25.605 asistentes, un 13,36% menos que el año pasado cuando alcanzó los 29.552. En concreto, en la jornada de este domingo, han accedido al parque un total de 6.314 personas.

Este descenso, puntualiza Carrión, es "del todo achacable" a la previsión meteorología "que no ha sido la más adecuada", aunque como ha resaltado "el viento no ha impedido disfrutar de las instalaciones de Cantur". Una circunstancia, ha añadido el directivo, que ha hecho "imposible" superar la cifra de afluencia de 2017, que ya de por sí estaba por encima de las de años precedentes.

El teleférico de Fuente Dé ha sido la instalación turística de Cantabria que más se ha visto afectada por las condiciones meteorológicas, en concreto por el viento, que ha registrado rachas fuertes en esta zona, puerta de acceso a Picos de Europa desde Cantabria.

Este domingo se han subido a la telecabina 1.316 personas, que sumadas a las registradas entre el jueves y el sábado hacen un total de 5.991, lo que supone 4.097 menos que en las mismas fechas de 2017, o lo que es lo mismo, un 33% menos. "En Fuente Dé el impacto de las previsiones meteorológicas ha sido brutal", ha reconocido al respecto el director de Cantur.

Finalmente, en cuanto a la estación de esquí de Alto Campoo, Carrión ha señalado que ha contado durante toda la Semana Santa, incluyendo la jornada del jueves, con 13.226 esquiadores. Este domingo la cifra es de 2.167 y, como en Fuente Dé, "la meteorología ha jugado una mala pasada" también.

Sin embargo, desde que la instalación abrió sus puertas el pasado 3 de diciembre ya son 109.111 los esquiadores que han bajado por sus pistas y 117 los días en los que se ha podido disfrutar de las mismas.

Ambas cifras están "muy por encima" de las registradas en las dos temporadas anteriores, ya que el año pasado por estas fechas Alto Campoo ya había cerrado.

"Las previsiones meteorológicas no han sido buenas y eso ha influido sobremanera en la afluencia de visitantes porque la climatología tampoco ha sido muy mala", ha insistido Javier Carrión. "No ha habido un sol radiante y sí bastante viento fuerte en la parte alta, pero el tiempo no ha sido tan nefasto como habían anunciado", ha concluido.