viernes 25/9/20
PATRIMONIO

El Instituto Cervantes, dispuesto a enseñar el cántabru siempre que el Gobierno lo haga cooficial

Sede Central del Instituto Cervantes
Sede Central del Instituto Cervantes

El Instituto Cervantes podría enseñar el cántabru como lengua. Así lo ha sugerido el Gobierno de España en una respuesta escrita al senador Carles Mulet, designado por las Cortes Valencianas y perteneciente al Grupo Parlamentario Izquierda Confederal, formado por Adelante Andalucía, Més per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Cantalunya en Comú Podem. Sin embargo, en dicha respuesta deja todo en manos del Ejecutivo cántabro, quien debería nombrar el cántabru como lengua cooficial para que puedan desbloquearse muchas de las iniciativas que el Estado ya realiza con otras lenguas.

Y es que, como señala el Ejecutivo central en su respuesta, el Instituto Cervantes, creado en 1991 con el consenso de todos los grupos parlamentarios para promocionar el español y difundir la cultura española en el exterior, enseña “junto al española, las lenguas cooficiales”. Sin embargo, “no enseña las variedades lingüísticas vernáculas de uso no oficial”, categoría en la que se encontraría el cántabru en estos momentos.

Con todo, sí matiza que el Instituto, durante 2019 y lo que llevamos de 2020, ha programado 24 actividades relacionadas con la cultura cántabra. Como señala en la respuesta a Mulet, esta institución difunde y promociona “no solo la cultura asociada al español y las lenguas cooficiales, sino las manifestaciones culturales de toda su geografía”. Pero esto se aplica únicamente a las manifestaciones culturales en su amplio sentido.

En materia lingüística, el Estado deja claro que solo se enseñan español, catalán, gallego y vasco, que se realizan “si hay demanda”. Dicha demanda se establece en 8 alumnos para los niveles iniciales de español y 4 en los avanzados, mientras que para las otras lenguas bastan con 3 alumnos.

El cántabru y la cultura cántabra se han mantenido generación tras generación, generando todo tipo de manifestaciones artísticas y culturales, como los Cantares en lengua cántabra ‘El testamentu de Pelayu’ y ‘Molondrón’, esta última una canción muy antigua que se cree que nació en San Roque de Riomiera, siendo una de las penitencias de los juegos de prendas que los jóvenes celebraban en los días festivos de Cuaresma.

Comentarios