sábado 07.12.2019
ANIMALES

Investigan a un hombre que transportaba en un camión 8.000 gallinas “en un estado deplorable”

Agentes de la Guardia Civil inspeccionan el camión que transportaba 8.000 gallinas en Hoznayo
Agentes de la Guardia Civil inspeccionan el camión que transportaba 8.000 gallinas en Hoznayo

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en Cantabria ha iniciado la investigación de un hombre de 45 años de edad y nacionalidad española como presunto autor de un delito de maltrato animal, al haber transportado 8.000 gallinas en un camión en unas condiciones que no cumplían las medidas higiénico-sanitarias permitidas.

A media mañana de este miércoles, la Guardia Civil ha recibido un aviso del 112 Cantabria, a cuyo Centro de Gestión de Emergencias había llamado un ciudadano alertando de la existencia de un camión en la localidad cántabra de Hoznayo que transportaba gallinas en mal estado. Con el fin de verificar la denuncia, se han trasladado hasta el lugar patrullas de la Guardia Civil que han localizado en una gasolinera de Hoznayo un camión de transporte de animales. Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, al acercarse al vehículo los agentes han descubierto “miles de animales en un estado lamentable, hacinados en jaulas, muchos de ellos muertos y en todo caso en una situación que no cumple las mínimas medidas higiénico sanitarias”. El camión transportaba unas 8.000 gallinas desde la localidad vizcaína de Mungia con destino a Lugo.

Tras comprobar el “estado deplorable” de los animales, el Seprona ha trasladado al camión y a las gallinas junto con el conductor hasta el Centro de Sanidad Integral de Praves, con el fin de que los veterinarios del Gobierno de Cantabria verifiquen el estado de los animales y dispongan lo conveniente para dichas aves. Las aves que estén en buen estado serán entregadas a la empresa que las trasladaba, que deberá recogerlas en un vehículo acondicionado para llevar a cabo el transporte. Y es que además de no reunir las condiciones para el transporte de los animales, agentes de Tráfico han comprobado que tanto la cabeza tractora como el remolque del camión carecen de la ITV, de diferentes autorizaciones de transporte y de la hoja de registro de tacógrafo. Por su parte, el conductor está siendo investigado por un presunto delito de maltrato animal, y además se ha comprobado carece de la titulación necesaria para manipular animales vivos.