martes 20.08.2019
SANTANDER

IU exige que la residencia La Pereda se destine a servicios sociales

A su juicio, si se permitiese un cambio de uso, Santander estaría "de nuevo dando la espalda a sus necesidades reales de atención a los mayores a través de unos servicios de dependencia públicos y de calidad".

La Residencia La Pereda, durante una de las manifestaciones para rehabilitarla
La Residencia La Pereda, durante una de las manifestaciones para rehabilitarla

El concejal de IU en el Ayuntamiento de Santander, Miguel Saro, llevará al pleno de este jueves, 30 de noviembre, una moción para exigir que la residencia La Pereda se destine exclusivamente a usos relacionados con los servicios sociales. De esta manera, el concejal solicitará el compromiso de la Corporación municipal para que no se permita un cambio de uso del terreno que pueda promover "fines especulativos".

En un comunicado, Saro ha indicado que esta residencia, cerrada desde 2012, es de titularidad pública y que la decisión de mantener el edificio cerrado le supone al Gobierno de Cantabria "un gasto de 60.000 euros anuales" pero "sin frenar" su "imparable deterioro", por lo que "se rumorea la posible venta con fines especulativos".

"Todos somos conscientes de que el entorno de la residencia sería ideal para que el capital inmobiliario construya un edificio de viviendas de lujo, pero desde IU consideramos que se debe mantener el uso del suelo que garantice un equipamiento como la residencia de mayores", ha afirmado Saro.

Mantener el edificio cerrado le supone al Gobierno de Cantabria un gasto de 60.000 euros anuales

A su juicio, si se permitiese un cambio de uso, Santander estaría "de nuevo dando la espalda a sus necesidades reales de atención a los mayores a través de unos servicios de dependencia públicos y de calidad, y optaríamos por entregar ese equipamiento a la demanda de segundas residencias de lujo para residentes de otras comunidades".

Para IU, y ante esas posibles intenciones, el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, "ha olvidado el compromiso adquirido durante la última campaña electoral de reabrir de nuevo el edificio para usos sociales", porque el Ejecutivo está tratando de venderlo "en un proceso de liquidación de patrimonio público con el fin de cuadrar cuentas".

Sin embargo, y según asegura el concejal, "dicho proceso de especulación se está viendo frenado, ya que la parcela en la que se ubica el inmueble está calificada en el Plan General de Ordenación Urbana de Santander como equipamiento sanitario-asistencial, por lo que no puede destinarse a usos de hostelería, a menos que el Consistorio apruebe una modificación puntual del ordenamiento urbano, una posibilidad que, al menos por el momento, no ha trascendido".

No obstante, el concejal de IU ha avanzado que, para "esquivar dicha limitación", el Gobierno regional ha solicitado al Ayuntamiento de Santander "iniciar el expediente de modificación puntual del Plan General de urbanismo, a fin de que pase a ser un equipamiento no público".

Por ello, desde IU Santander solicitarán en el pleno que el Ayuntamiento rechace cualquier tipo de modificación del PGOU, especialmente aquellas que faciliten un cambio del uso del suelo. Asimismo, se procederá a instar al Gobierno regional a cumplir su plan original e invertir para poder reabrir el edificio.