miércoles 2/12/20
SANTANDER

El juez insiste en archivar la causa penal por el derrumbe de Sol que dejó sin vivienda a 27 personas

El juzgado de Instrucción nº 3 de Santander ha desestimado el recurso de la Fiscalía al no ver “indicios de delito” en el hecho de que las licencias que provocaron el desplome de medio edificio se concedieran “con prontitud”, y considera “superfluo” saber si el Ayuntamiento tiene protocolos para tramitar las licencias.

Trabajos de desescombro del edificio derrumbado en Santander
Trabajos de desescombro del edificio derrumbado en Santander

El titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Santander ha desestimado el recurso de reforma planteado por la Fiscalía contra el auto que el magistrado dictó el pasado mes de septiembre archivando la causa penal abierta por el derrumbe en julio de un edificio en la calle del Sol de la capital cántabra.

Según explica la resolución, notificada recientemente, "procede confirmar el auto impugnado, ya que no existen indicios de delito en relación con las licencias de obra en el bajo del edificio que resultó finalmente derrumbado", y que dejó sin vivienda a 27 personas y obligó a cerrar un negocio ubicado en los bajos del edificio.

El archivo de las actuaciones aún no es firme puesto que cabe recurso en apelación ante la Audiencia. La denuncia que dio origen a la diligencia de investigación del ministerio público tildó de "sospechosa" la concesión de dichas licencias debido a la "gran celeridad en su otorgamiento".

Sin embargo, el juez considera que tal circunstancia no es motivo para suponer que haya habido irregularidad. "No se aprecia que la sola circunstancia de conceder con prontitud las licencias, sin añadir ningún elemento de ilicitud, constituyan irregularidad alguna", señala.

Por ello, continúa el razonamiento, "se considera superfluo averiguar si existen protocolos en el Ayuntamiento de Santander para tramitar las licencias". La decisión del juez puede ser recurrida en apelación por el fiscal ante la Audiencia Provincial de Cantabria.

NO HABÍA DENUNCIA DEL AFECTADO

El magistrado decidió el pasado mes de septiembre sobreseer el asunto ya que los denunciantes -propietarios de una de las viviendas- renunciaron a la acción penal y, en su ausencia, no cabía continuar con la causa.

De la documentación remitida al juez se desprendía la existencia de "indicios de que el derrumbe pudo traer su causa en la realización de obras en el local que excedieron los trabajos autorizados". Se refería, en este sentido, al rebaje del nivel del suelo y a la debilitación del muro de carga en la fachada noroeste.

"Tal conducta -añadía el auto de archivo- podría constituir delito de daños por imprudencia grave". Sin embargo, dado que el Código Penal exige denuncia del agraviado y teniendo en cuenta que los denunciantes habían renunciado, el magistrado decidió que procedía el archivo provisional de la causa.

Mientras tanto, sigue en tramitación en el Juzgado de Instrucción nº 5 de Santander otra denuncia presentada por la formación política Ganemos por los mismos hechos.