martes 22/9/20
SOCIEDAD

La mitad de los cántabros no tiene hijos o menos de los que desea por el coste económico

Familia
Familia

El coste económico de los hijos es la principal razón para la mitad de los cántabros para no tener hijos o tener menos de los que desearían, según la estadística 'Hombres y mujeres desde la perspectiva de género. Cantabria 2019', publicada por el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) y consultada por Europa Press.

Según dicha fuente, que utiliza datos de 2017, un total de 304.415 hombres y mujeres de Cantabria apuntan la citada razón para no tienen descendencia, que alegan el 50,9% de las mujeres y el 49% de los hombres. Sin embargo, para las primeras, la incorporación de la mujer al trabajo es la principal razón (65,3%) para no tener hijos o menos de los que desearían, frente al 34,7% de los hombres que lo aduce como motivo. Para ellos, el motivo fundamental para no tener más familia es el trabajo que dan los hijos, argumentado por el 52,1 de los hombres, frente a un 47,8% de las mujeres.

Respecto a la anterior comparativa de 2013, se han invertido los parámetros en cuanto a la falta de libertad que significa tener hijos, pues entonces era el motivo esgrimido por el 51,6% de mujeres y el 48,4% de hombres, frente al dato de 2017, en que lo es para el 48% de las mujeres y el 51,9% de los hombres. También respecto al pesimismo ante el futuro, que en 2013 argumentaba el 50,4% de las mujeres y el 49% de los hombres, y en 2017, el 47,9% de mujeres y un 52% de hombres.

En cuanto a las medidas para fomentar la natalidad, para el 56,1% de las mujeres aboga por promover el trabajo a tiempo parcial de las personas con hijos y el 54,9% por aumentar el número de guarderías públicas; frente al 51,6% de los hombres que apuesta por mayores deducciones por hijos en los impuestos, y el 48% que defiende dar una ayuda económica a familias con más de dos hijos.

Por otra parte, la estadística muestra que mujeres en Cantabria son las que mayoritariamente realizan actividades con sus hijos menores de 14 años, desde ayudarles a estudiar hasta sacarles al parque. En líneas generales, disminuyen las actividades que madres y padres realizan todos o casi todos los días con sus hijos respecto a 2013 con las excepciones de jugar, leer o contarles un cuento, y de comer o cenar juntos, que aumentan. 

Así, el 83,4% de las mujeres come o cena junto a sus hijos todos los días de la semana, frente al 70,7% de los hombres, si bien es mayor la proporción de mujeres que no lo hace nunca o casi nunca (4,3%) que la de hombres (2,5%). El 65,7% de las mujeres lleva al colegio a sus hijos todos o casi todos los días de la semana, quince puntos por encima de los hombres (50,7%); y el 57,4% de las mujeres saca al parque o de paseo a los menores todos o casi todos los días, frente el 33% de los hombres. Además, el 70,8% de las mujeres ayuda a sus hijos en sus estudios o tareas escolares todos o casi todos los días, frente al 49,7% de hombres. El 9,3% de las mujeres y el 12,3% de los hombres no ayudan a sus hijos en las tareas nunca o casi nunca. También son un 70,8% de mujeres frente a un 49,7% de hombres las que ven la televisión con los niños todos o casi todos los días; y un 75,2% de las mujeres, frente a un 59,5% de hombres, juega, lee o cuenta un cuento todos o casi todos los días a sus hijos. En este último caso, más de un 4% no lo hace nunca o casi nunca, tanto mujeres (4,7) como hombres (4,2%). El 60,2% de las mujeres, frente al 52,8% de los hombres, comparte con sus hijos menores de 14 años algunas tareas de la casa, como poner y quitar la mesa, etcétera, todos o casi todos los días. Más de un 8% de hombres y mujeres no lo hace nunca. 

Comentarios