miércoles 24.07.2019
LABORAL

El número de muertos en accidente laboral se triplica en un año en Cantabria

Comisiones Obreras dice que los datos del informe anual del Gobierno autonómico sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales reflejan la relación “evidente” entre precariedad laboral y siniestralidad laboral.

Ambulancias trasladan al Hospital Valdecilla a varios heridos en un accidente laboral
Ambulancias trasladan al Hospital Valdecilla a varios heridos en un accidente laboral

Los muertos en accidente laboral se han triplicado en un año en Cantabria, al pasar de los cuatro registrados en 2016 a los 12 registrados en 2017, el número de accidentes laborales in itinere (los sufridos por los trabajadores durante el desplazamiento hacia o desde el lugar de trabajo) han aumentado y el número de partes de enfermedades profesionales comunicados ha disminuido significativamente. Así lo ha destacado hoy jueves en un comunicado la secretaria de Salud Laboral de Comisiones Obreras de Cantabria, Laura Lombilla, tras analizar el informe anual del Gobierno cántabro sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, presentado hoy en el plenario de la Comisión Cántabra de Seguridad y Salud en el Trabajo. Lombilla ha considerado que el informe refleja la relación “evidente” entre precariedad laboral y siniestralidad laboral, pues “muchos de estos hechos ocurren como consecuencia de unas malas condiciones de trabajo y de una relajación de las medidas de seguridad”.

“La gente no quiere pedir baja por miedo a perder el empleo, igual que no quiere comunicar las enfermedades profesionales”

El informe revela que en 2017 se registraron 6.062 accidentes laborales, un 2,7% más que en 2016, lo que significa que de 2016 a 2017 aumentaron casi el doble que de 2015 a 2016, cuando lo hicieron un 1,5%. “Aunque han disminuido los accidentes graves un 20%, los leves han sido más, un 2%, y las muertes en accidentes de trabajo se han triplicado”, ha añadido Lombilla. Por otro lado, ha enmarcado el que los accidentes laborales que no han causado baja del trabajador hayan crecido un 6% en que “la gente no quiere pedir baja por miedo a perder el empleo, igual que no quiere comunicar las enfermedades profesionales”. Con respecto precisamente a las enfermedades profesionales, la secretaria de Salud Laboral de CCOO de Cantabria ha manifestado que hay una “clara feminización” de las mismas, pues de los 322 partes comunicados, 186 correspondieron a trabajadoras.

El informe también registra un aumento significativo de los accidentes laborales in itinere, que pasan de 726 en 2016 a 825 en 2017, y también en este caso las mujeres se llevan la peor parte, pues la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico in itinere es 1,9 veces superior en ellas mujeres y la de sufrir otro tipo de accidente in itinere asceiende a 3,5 veces por encima de los hombres. “La precariedad laboral en Cantabria afecta especialmente a las mujeres y el tipo de accidentes de trabajo de los que hablamos son los relacionados con el sector servicios, donde están contratadas la mayoría de ellas”, ha finalizado Lombilla.

Comentarios